Así en la pantalla como en el CD

"Harry Potter" y "El señor de los anillos" cuentan con bandas de sonido sinfónicas
Adriana Franco
(0)
30 de diciembre de 2001  

Dos recientes ediciones de bandas de sonido, la de "Harry Potter y la piedra filosofal" y la de "El señor de los anillos", demuestra nuevamente la estrecha relación que, desde siempre, han mantenido el cine y la música. Una relación que comenzó desde el principio, cuando las imágenes de las películas mudas eran acompañadas por algún pianista u organista que creaba climas apropiados, poniendo sonido a lo que se veía en la pantalla y manteniendo absorto al público. A la improvisación siguió pronto la composición por encargo de obras musicales para películas y, en la década del cuarenta, ya se editaban -todavía en discos de 78 revoluciones por minuto- las canciones que acompañaban a films.

Si ya entonces las composiciones fueron en muchos casos encargadas a reconocidos músicos, desde hace unos años esta corriente parece haberse incrementado, al punto de que la revista dominical del Times londinense aseguró hace unos meses que la música para películas se está convirtiendo en la música clásica dominante de estos tiempos.

Hablando de clásicos

El cambio de la ola puede situarse en 1977, cuando John Williams compuso la banda de sonido de "La guerra de las galaxias". Así, luego de años de devaneos con los nuevos recursos electrónicos (especialmente para las películas de ciencia ficción) y de mucho pop y funk, Williams utilizó para la música de la saga de George Lucas una orquesta sinfónica completa. Nombres como James Horner, Michael Kamen y Tan Dun se suman al de Williams y la marea los lleva y los trae desde las pantallas a las salas de conciertos.

Williams es, justamente, el responsable de la banda de sonido de la primera parte de las historias de Harry Potter. El músico norteamericano tiene ya una larga historia de relaciones con Hollywood, gracias a la cual ha obtenido cinco premios Oscar, más 38 nominaciones. A los ya citados cuatro episodios de "La guerra de las galaxias" se suman sus trabajos para "E.T.", "Jurassic Park", "Encuentros cercanos del tercer tipo", "La lista de Schindler", "Superman", "JFK", las distintas aventuras de Indiana Jones, "Nacido el 4 de julio", "Perdidos en el espacio" y "Siete años en el Tibet", por citar sólo los más conocidos.

No le faltaban méritos ni experiencia, entonces, para encarar este nuevo desafío. Lector él mismo de los libros de Rowling, su banda de sonido capta perfectamente el clima fantástico e infantil de la película. Escucharla permite recordar la visita al zoológico y la llegada de las insistentes cartas de Hogwarts, el clima casi épico del partido de quidditch y el casi terrorífico encuentro, sobre el final, con el rostro de Voldemort. La edición es doble y al CD de música se suma un CD ROM con un estratégico "preview" de un videojuego y escenas de la película en varios idiomas.

Un experto para los anillos

La banda de sonido de "El señor de los anillos" fue encargada a Howard Shore, músico canadiense formado en la escuela de Berklee de Boston y director musical durante años del programa de TV "Saturday night live". Compuso música para más de 50 películas, entre ellas varias de David Cronenberg ("Scanners", "Festín desnudo" y "Crash", entre otras), "El silencio de los inocentes", "Filadelfia", "Ed Wood" y "Pecados capitales".

La lista revela pasión por las películas inquietantes, lo que lo perfiló bien para este nuevo encargo. Lo pobló de la oscuridad, misterio y clima de epopeya que la historia requería. Así, la música de la primera parte combina grandes orquestas con el coro de London Voices y cierto aire céltico (como en "Concerning hobbits") que hace juego con las raíces de esta historia fantástica. Además del coro, cuenta con Elizabeth Frazer para el lamento por Gandalf incluido en "Lothlorien" (en élfico y en inglés) y dos temas, "Anyron" y "May it be", compuestos e interpretados por la cantante irlandesa de new age Enya; una voz bella pero demasiado conocida y que, por lo tanto, contrasta con el clima de magia y misterio.

Harry Potter y la piedra filosofal

John Williams

The prophecy, Concerning hobbits, The shadow of the past, The treason of Isengard, The Black Rider, At the sign of the prancing pony, A knife in the dark, A journey in the dark. Lothlorien, Amon Hen, May it be (Warner).

El señor de los anillos

Howard Shore

Prologue, Visit to the Zoo and Letters from Hogwarts, Platform nine-and-three-quarters and The journey to Hogwarts, The moving stairs, The quidditch game, The face of Voldemort, Hedwig´s theme, y otros (Warner).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.