Bobby Womack: el soul perdió una voz colmada de sentimientos

Sebastián Espósito
(0)
30 de junio de 2014  

El reconocido cantante de soul estadounidense Bobby Womack falleció el viernes a los 70 años. Las causas del deceso no fueron dadas a conocer.

La historia cuenta que cuando los Rolling Stones desembarcaron por primera vez en Chicago, en 1964 y como parte del tour con el que debutaron en los Estados Unidos, se dirigieron a toda prisa a los famosos estudios Chess. Al llegar le preguntaron a un hombre que pintaba el frente del edificio si se encontraba su admirado Muddy Waters. ¿Conocen el final de la historia? Sí, el pintor no era otro que el bluesman Waters. Luego, en los estudios del prestigioso sello norteamericano, los Stones grabarían varios temas, entre ellos una canción de Bobby Womack: "It's All Over Now". El simple tendría un éxito relativo en los Estados Unidos, pero se mantendría varias semanas en el primer puesto en Gran Bretaña.

La discográfica XL fue la encargada de difundir la noticia del deceso de Womack. Precisamente con dicho sello el soulman planeaba editar un nuevo álbum, The Best Is Yet to Come, en el que se rumoreaba que participarían Stevie Wonder, Rod Stewart y Snoop Dogg, según comentó la agencia EFE.

Vida de película

Robert Dwayne Womack nació en marzo de 1944 en Cleveland, Ohio e inició su carrera musical en la década de 1960 junto a sus hermanos, con el grupo Womack Brothers. Con el tiempo el grupo cambiaría su nombre por el de The Valentinos, precisamente con el que grabaría por primera vez la mencionada "It's All Over Now". Entre fines de los 60 y mediados de la década siguienteel cantante produjo discos exitosos como Understanding y Across 110th Street y regresó en 1981 con If You Think You're Lonely Now. También fue guitarrista de sesión de Aretha Franklin, Ray Charles, Dusty Springfield, Sam Cooke y Wilson Picket.

En 2009 Womack fue incluido en el Salón de la Fama del Rock y, un año más tarde, participó en Plastic Beach, tercer álbum de Gorillaz.

Músico de soul pero también de rock and roll, rhythm and blues, gospel, country y folk, Womack tuvo que ser internado por una adicción a las drogas en la década del 80. Posteriormente padeció una serie de problemas de salud. En 2012 el cantante confió que había superado un tumor cancerígeno y publicó The Bravest Man in the Universe, material que fue seleccionado como uno de los mejores discos del año por la revista Rolling Stone.

Womack no quería que los Stones grabaran una canción suya. "¿Por qué no escriben sus propios temas?", le preguntó a su amigo Sam Cooke. El enorme cantante tuvo visión de futuro: "Algún día serás parte de la historia, este grupo va a ser enorme", le dijo y lo convenció. No se equivocó ni un ápice Cooke; eso sí, su amigo Bobby pasó a la historia por peso propio. Nos queda el sinsabor de sentir que su partida se produjo en un momento de mucha creatividad personal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.