Boulez, sospechado de terrorista

El compositor y director fue retenido dos horas en Suiza
(0)
7 de diciembre de 2001  

Pierre Boulez, el célebre compositor y director de orquesta francés de 75 años fue retenido durante dos horas por la policía Suiza, bajo la sospecha de estar vinculado con actividades terroristas.

Las autoridades de Basilea le retiraron su pasaporte en el hotel donde se hospedaba, luego de haber participado como director en el Festival de Música contemporánea de la localidad suiza durante casi un mes.

Como consigna el cronista de la cadena BBC en su versión on line , James Coomarasmy, a lo largo de toda Europa se venían realizando operativos antiterroristas después de los atentatos del 11 de septiembre último, "pero éste debe de ser el más extraño de todos".

Pierre Boulez estaba durmiendo en un hotel cinco estrellas cuando la policía fue a buscarlo a la habitación, a las seis y media de la mañana, y le informó que figuraba en una lista nacional de sospechosos de terrorismo. Acto seguido le confiscaron el pasaporte, situación que se prolongó durante tres horas, hasta que comenzaron a llegar los pedidos de disculpas.

Boulez es casi una institución en Francia, como adalid de la creación musical contemporánea, y es reconocido mundialmente además por su labor como director en las principales orquestas de Europa y Estados Unidos.

Lo más extraño de la situación es que no se trató de un malentendido con la identidad de Boulez.

Muchos analistas sospechan que fue durante los convulsionados 60 que Boulez ingresó en las listas suizas cuando el compositor mantenía una fuerte disputa estética con las instituciones musicales. En esa época Boulez llegó a decir que lo mejor que podía pasar con los teatros de ópera era que fueran demolidos. Lo cierto es que, un par de décadas más tarde, el revulsivo músico francés terminó luciendo su arte nada menos que en Bayreuth, la catedral wagneriana por excelencia, con la producción de "El anillo de los nibelungos".

En cambio en el diario The Gardian sostienen que la policía de Zurich añadió a Boulez en su lista de sospechosos seis años atrás cuando un crítico musical escribió un reseña especialmente dura de un concierto del francés y, luego, denunció haber recibido una llamada amenazante en su domicilio... que aludía a un posible ataque con una bomba (sic). Debido a que el compositor había dejado la ciudad cuando recibió la llamada, el incidente quedó encarpetado.

Pero parece que las siempre eficientes autoridades policiales suizas olvidaron borrar a Boulez de su listado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.