Buenos Aires, en el centro de la escena

La ciudad es el denominador común de estos musicólogos
(0)
5 de mayo de 2003  

¿Qué es lo que une a la Gaceta Musical -editada a fines del siglo XIX- con el cancionero infantil producido en los últimos cincuenta años y las óperas del Gerardo Gandini?

Respuesta: Buenos Aires. O más específicamente, el Centro de Documentación Musical, dependiente de la Dirección de Música porteña, que realizó un concurso para promover tres trabajos de investigación musicológica durante el presente año.

La clave para haber logrado tanta amplitud temática se encuentra en una sutil pero crucial diferencia en el uso de una preposición: la convocatoria hacía referencia a la música "en" (y no "de") Buenos Aires.

También hubo en la selección una inédita amplitud generacional, por un interés explicitado en los considerandos del jurado de dar cabida a investigadores en función de la solidez de los proyectos presentados y no sólo de la trayectoria.

Por eso, entre los cuatro seleccionados hay desde un doctorado en Historia de la Música y Musicología en la Universidad de París-Sorbona (Omar Corrado) hasta dos personas que todavía no terminaron la carrera de grado.

Lo que los une es la necesidad constante de conseguir financiación y tiempo para poder desarrollar los temas en los que ya llevan bastante tiempo invertido, según explicaron los cuatro ganadores, que fueron reunidos por LA NACION para ampliar los alcances y objetivos de sus respectivos proyectos,

Por ejemplo, Graciela Albino y Paola Rompato propusieron trabajar sobre La Gaceta Musical con objeto de su preservación como patrimonio cultural de la ciudad de Buenos Aires, a través de su registro digital y la catalogación de sus datos.

Albino cuenta que vienen trabajando en este proyecto desde hace dos años. "Empezamos relevando fuentes de operadores italianos del siglo XIX para otro proyecto, nos topamos con la Gaceta y nos enamoramos", dice entusiasmada.

Según explica Paola Rompato, de las dos colecciones existentes, consignadas por un trabajo de Pola Suárez Urtubey, sólo "la del Teatro Colón está completa. Hasta ahora está en muy buen estado, pero es importante poder catalogarla y digitalizarla", puntualiza.

¿Qué hay en la Gaceta? Según explican, esta revista editada en Buenos Aires en los álgidos tiempos de la consolidación del Estado nacional, entre 1874 y 1887, tuvo un promedio de veintiséis números anuales. Y ya muestra el fervor por la ópera de los porteños. "Principalmente tiene todo el movimiento operístico local, la gente que venía de Europa a hacer temporada. Hay críticas musicales y corresponsales en Europa."

Pero también la revista "da cuenta de la formación de distintas sociedades musicales, el nacimiento de los primeros institutos de música y espectáculos en las plazas a cargo de bandas". Se trata, como ellas mismas remarcan, de "puntas" para abrir una serie de diferentes caminos de investigación musicológica sobre aquella época.

Cancionero del tiempo

Rubén Travierso está terminando la carrera de Musicología en el Conservatorio de Morón. Sin embargo, para su proyecto "Cincuenta años de música dedicada a los niños" cuenta en su haber con veinte años como docente de música y maestro en institutos de formación docente. "Tengo futuros maestros de grado y jardineros. Y siempre me piden repertorio infantil, canciones para los chicos. Me metí en ello buscando nuevo repertorio y, en las clases, tratando de generar debates sobre el tipo de música", cuenta sobre el origen de su proyecto. Su trabajo consistirá en realizar un catálogo de grabaciones de música para niños de la ciudad de Buenos Aires de 1940 a 1990.

Travierso ya venía comprando y recopilando discos de todo tipo con este repertorio en forma particular, pero, aclara, no hubo en ello un afán de coleccionista. "Me cuido de no ser un coleccionista. Todo lo que recopilo no está en función de tener el objeto o la obra en sí, sino por lo que significa socialmente. Más que colección es una recopilación que comparto con profesores.

-¿Cuál es el recorte temporal?

Travierso: -Tomo desde la década del 40 porque estimo que es en esa época en la que los adultos comienzan a interesarse por los chicos. ¿Tendrá que ver con el peronismo? No lo sé todavía. Ya alrededor de los años cincuenta comienzan las ediciones de cuentos infantiles de Constancio C. Vigil, por ejemplo. También de clásicos y de un programa de radio que se llamaba "La Pandilla Marilin", que luego edita las historias en disco de pasta.

-¿Se pueden señalar grandes tendencias a lo largo del tiempo?

-Tengo un esquema aproximado, porque el tema no abarca sólo la canción infantil, sino la música para chicos y los cuentos musicalizados, los cuentos sinfónicos, las canciones tradicionales, el musical. En principio, las primeras canciones que se graban son las clásicas, como "Antón Pirulero" y "Mambrú se fue a la guerra", y paralelamente algunos autores comienzan a incluir temas propios. Es interesante el hecho de que muchas de estas grabaciones las hacen actores de radioteatros y los arreglos son de las orquestas de las radios. A comienzos de los 60, como un desprendimiento del teatro musical infantil o la comedia musical infantil (que tiene su primer apogeo en los 50), aparece María Elena Walsh. Ella no las graba como canciones sueltas, sino como temas que aparecen dentro de sus comedias musicales. Es una de las que generan un movimiento creativo de autores que componen en forma particular para los chicos. Después aparecen los pedagogos de la música, que comienzan a componer piezas con un matiz de formación musical para chicos. Dicen que las canciones deben tener determinadas restricciones, formas, intervalos.

- ¿Hará una selección del corpus que encuentre?

-No quiero partir del preconcepto de lo que a mí me gusta, sino de lo que es.

Las obras de teatro musical escritas por el compositor Gerardo Gandini ocupan el centro del trabajo de Omar Corrado, un especialista en la música académica contemporánea no sólo de la Argentina (se doctoró en París con una tesis sobre el padre de la vanguardia criolla, Juan Carlos Paz), sino de América latina. A partir de su destacada ubicación en este campo, Corrado comenzó a trabajar sobre la ópera argentina que más repercusión tuvo en los 90, "La ciudad ausente", que Gandini escribió con Ricardo Piglia sobre la base de la novela homónima de éste y fue estrenada en el Colón en 1995. "Malena Kuss me encargó para su enciclopedia un trabajo sobre "La ciudad ausente". Ahí me di cuenta de que la dramaturgia es un lugar que condensa muchas de sus preocupaciones estéticas. Por un lado, está su idea de que en realidad todos los materiales son referenciales, y por lo tanto esa carga semántica permanentemente puesta en escena se concreta."

Por otro lado, "en la ópera sé bien el procedimiento que él utiliza con toda su música, que es el reprocesamiento de materiales no sólo de los demás (que es algo conocido), sino de su propia obra. Es como entrar en el laboratorio, ver cómo ocurre. La entrada a las óperas de Gandini era una entrada privilegiada para ver cosas de su obra en general".

Según cuenta Corrado, ese ensayo inicial le sirvió "como puesta a punto de algunas herramientas analíticas, porque son obras muy complejas, que ponen en marcha cuestiones textuales, de puesta y musicales". En este último caso, Gandini aporta por ejemplo un trabajo con la "cita" que Corrado define como complejo. Algo que se potencia en "Liederkreis", "el lugar de confluencia de sus obsesiones con Schumann, y el universo del romanticismo".

Para Corrado, las óperas de Gandini representan un "universo donde se cristaliza una cantidad de operaciones compositivas en la obra de Gandini, que permite establecer una relación con su propia obra, pero también con la historia del género".

Proyectos y autores

La Gaceta Musical: su preservación como patrimonio cultural de la ciudad de Buenos Aires. Registro digital y catalogación de datos. Por Graciela Albino y Adriana Paola Rompato.

Las óperas de Gerardo Gandini: técnicas, estética, significaciones. Omar Corrado es una de las grandes eminencias de la musicología argentina y bien podría haber formado parte del jurado.

Cincuenta años de música dedicada a los niños: catálogo de grabaciones de música para niños de la ciudad de Buenos Aires (1940-1990). Por Rubén Félix Travierso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.