Cambas, de Galicia directo a Cosquín

Radicado en España, el pianista regresó al país tras ocho años de ausencia y se presentó en la plaza Próspero Molina
Mauro Apicella
(0)
24 de enero de 2010  

COSQUIN.- La última vez que el pianista Juan Carlos Cambas tocó en la Argentina fue hace ocho años para un homenaje a Eduardo Lagos, que él mismo organizó. Al día siguiente, se tomó un avión a Galicia. Regresó hace pocos días para tocar, anteanoche, en el Festival de Cosquín, donde también recordó al genial Lagos, además de ofrecer su propuesta musical actual.

La historia de Cambas puede ser la de muchos que se fueron a probar suerte al Viejo Continente. La suya tiene un plus, o dos. Por un lado, pudo capitalizar ese viaje en su música; por otro, esa experiencia fue acompañada por la de sus padres que vivieron un doble exilio.

Gallega ella, asturiano él, llegaron a América en la posguerra, como se solía decir, con una mano atrás y la otra adelante. Vivieron en la Argentina durante 57 años. En 2001, las cosas no se les hicieron fáciles y decidieron volver a España junto con Juan Carlos. "Tan acostumbrados estamos a las crisis que generamos cosas con nada", dice Cambas hijo, el pianista que se las ha rebuscado para publicar un disco allá y grabar otro. Claro que antes debió decidir si realmente podía seguir con la música o dedicarse a otra cosa y tener, como recuerdo, el disco lo luz, que había publicado en 1996.

Volver a empezar

Cuando llegó a Galicia, pasó por varios empleos hasta que un día, mientras trabajaba como mozo en un bar, quedó seducido por una voz que sonaba en la radio. Preguntó quién era. Dulce Pontes, le dijeron. Ahora, Cambas espera que Dulce Pontes sea una de las invitadas de su próximo disco.

Así, con objetivos concretos y claros se fue haciendo camino. Comenzó a trabajar como pianista en un hotel, logró en 2007 publicar un disco que había grabado en la Argentina, antes de irse, Alma en el viento , en el que participaron desde Mercedes Sosa y Suma Paz hasta Jairo y China Zorrilla. Hace poco fue José Sacristán el que aportó su voz para un recitado del nuevo disco de Cambas.

Porque si bien el folklore es una especie de eje de la música del pianista, ese viaje a Galicia le permitió hacer una conexión entre los dos continentes a través del folklore, el tango, el fado y la música gallega. "Los comienzos no fueron fáciles. Llegué con 35 años sin saber si me iba a poder dedicar a la música", recordaba el pianista, antes de su actuación coscoína. "Y culturalmente también somos diferentes, a pesar de ser descendientes de españoles y de italianos." La conexión fue por la música. "Para mí fue una terapia natural. Publiqué el disco, participé en algo muy interesante que se llama Pecado Original, un proyecto solidario. Luego, en un libro, Galicia, sexta provincia, en el que también están Alberto Córtez, Julio Iglesias y otros artistas que pueden ser considerados gallegos por vocación, aunque no nacieron ahí. Eso significó para mí un reconocimiento de parte de ellos. Antes en las notas publicadas en diarios ponían «el pianista argentino» y ahora ponen «el pianista villagarciano». No sé de dónde sacaron eso, pero así me consideran. Y tuve que hacer un duelo. Dejar de vivir en España con la cabeza puesta en la Argentina", resume.

Y ése fue uno de los motivos por los cuales no volvió en todos estos años. "Tuve muchas oportunidades, pero no vine porque me dio miedo querer quedarme acá y no poder volver adonde ahora tengo a toda mi familia."

Poner la cabeza en Galicia le permitió cerrar ese proyecto: "Conocí a Carlos Núñez, a Dulce Pontes, a músicos de The Chieftains; me fui influenciando por ellos. Empecé a hacer un espectáculo que se llamó El viaje, a través de la música. Desde mi origen, el folklore, y su conexión, que fue a través de Portugal. Luego me contrataron para otro espectáculo de tangos y de fados. Pero ahora vuelvo a la idea del viaje y al disco que estoy grabando a partir de ese espectáculo. Le pedí a José Sacristán que grabara un poema de Suma Paz, que fue muy amiga mía. Luego, espero que graben León Gieco, Suna Rocha y Franco Luciani".

Una invitación para tocar en el Festival de Cosquín en Cádiz fue el antecedente para la propuesta que vino después, desde Córdoba. Por eso, ahora Cambas está en el Valle de Punilla para compartir su viaje.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.