Con la vigencia intacta

"El Potro" sacudió al público de la plaza con sus clásicos
"El Potro" sacudió al público de la plaza con sus clásicos
(0)
22 de enero de 2002  

CORDOBA.- "El duende de Cosquín ya apareció", dijo el secretario de Programación de la Comisión Municipal de Folklore, Juan Carlos Martegani, al hacer un primer balance del festival. Es que en la segunda luna, pese a que hubo bastante menos público como en la jornada inaugural, la plaza Próspero Molina también se impregnó del fervor que engendró, con su estilo inconfundible, Horacio Guarany.

Durante poco más de una hora, el cantor demostró que tras 40 años de festivales conserva su capacidad de enardecer al público, que le disculpa con gusto los deslices de su voz y que celebra con idéntico entusiasmo clásicos como "Caballo que no galopa" o las canciones más nuevas de su extensa producción.

Las casi cuatro mil personas que ocuparon la plaza (algo más del 50 por ciento de la capacidad) corearon su nombre y le demostraron fidelidad incondicional, pidiéndole tres o cuatro bises que el "Potro" desgranó con excelente humor. "Cómo no voy a estar feliz, con esta plaza dándome su cariño", respondió. Y no desaprovechó el clima de complicidad para referirse, en tono jocoso, a los organizadores del Festival de Jesús María. "Están enojados conmigo", dijo, en alusión a su ausencia en la programación de este año. Es que en la edición 2001, Guarany eligió presentarse en Cosquín (donde exigían exclusividad) y abandonar sus tradicionales lunes en el Festival de la Doma.

"Cosquín es como los sauces. Si lo hachan, vuelve a crecer. Eso demuestra que por más golpes que reciba, nunca podrá caer", dijo respecto de las controversias que, como cada año, padeció la organización del festival.

También se refirió a la situación nacional. "Antes nos encarcelaban y torturaban; ahora nos encarcelan la comida y el trabajo". Y arrancó, entre aplausos, con los acordes de "Coplas del prisionero".

Otros clásicos festivaleros, Los Tucu Tucu, también revivieron algunas canciones de antaño y presentaron un par de temas de su último disco, "Vida", como anticipo de su concierto central el próximo sábado.

De las expresiones nuevas, el público aplaudió en especial al joven Raly Barrionuevo, que aprovechó su primera presentación en horario televisivo para mostrar las canciones más conocidas de su repertorio, como "Ayer te vi", de Víctor Heredia, con la que ganó en Viña del Mar.

La que no tuvo oportunidad de aprovechar la pantalla (la televisación terminó mientras cantaba) fue la sanjuanina Claudia Pirán, que el año último deslumbró en las peñas y ahora derramó su voz afinadísima sobre el escenario Atahualpa Yupanqui, respaldada por precisos arreglos instrumentales.

La noche se completó con el Chango Nieto y las cinco voces jóvenes del grupo Magüey, ganador del Pre Cosquín. Las mayores expectativas, al cierre de esta edición, giraban en torno de la recepción que tendría anoche el grupo cuartetero Chébere. "Esta vez el cuarteto se presenta en un contexto coherente, en el que se busca reconocer su identidad de música folklórica", explicó Martegani.

Para esta noche, en tanto, se asegura otro contundente éxito de convocatoria. Ayer ya se había vendido el 50 por ciento de las entradas para ver al Chaqueño Palavecino.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.