EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Cuando el indie se va poniendo synthpop

Franco Varise
(0)
22 de marzo de 2019  

Stephen Malkmus

Groove Denied: "Belziger Faceplant", "A Bit Wilder", "Viktor Borgia", "Come get Me", "Forget your Place", "Rushing de Acid Frat", "Love the Door", "Boss Viscerate", entre otros,

¿Cómo hace Stephen Malkmus para producir tanto? A los 52 años el príncipe indie, acaba de sacar un disco nuevo, Groove Denied, en formato solista, a pocos meses de que se editara el año pasado, Sparkle Hard, con su banda Jicks. Y lo más sorprendente es la distancia que existe entre cada material: rock con los Jicks, techno en plan solitario. El excantante de Pavement, banda que disolvió a fines de los noventa, se inspiró para Groove Denied en la vida nocturna de Berlín y en los tutoriales de YouTube (...). La electrónica o su sucedáneo de moda, synthpop, no había aparecido en la paleta de recursos estilísticos de Malkmus, un artista nacido y criado al calor de las guitarras. Y sin embargo, ahí está "Belziger Faceplant" el tema que abre su nuevo disco diciéndonos que en la cultura rock la búsqueda climática debería ser más fuerte que las tradiciones. Por momentos experimental, por otros postpunk meticuloso con un sonido que había quedado cristalizado en las discotecas y tugurios contraculturales entre 1980 y 1984. Y canciones más clásicas como "Rushing the Acid Frat". El bajo con eco de "A Bit Wilder" es un sello de época que revisitado sin prejuicios hoy puede provocar una media sonrisa en los más grandes y sorpresa entre los más jóvenes.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.