Cuando la vanguardia era sintetizada

Mauro Apicella
(0)
13 de septiembre de 2019  

Música: Howard Jones

En la mitad de la década del ochenta, cuando los peinados eran en cresta y los pantalones y camisas se usaban amplios, el rubio Howard Jones ponía sus temas a consideración del público. "Things Can Only Get Better" fue uno de esos. Muy de los ochenta pero, a la vez, con características muy personales de este inglés que recién cruzaba la barrera de los 30 años.

Un año después, su éxito se consolido con "No One Is To Blame", una balada que mucho sonó en la Argentina a la hora de los lentos, en los boliches. "Things Can Only Get Better" también sonó bastante por estas pampas, en las radios locales.

Seguramente muchos de los que esta noche vayan a su concierto porteño en el Gran Rivadavia (Rivadavia 8636) lo harán en busca de un tiempo, no de un recital. Como una manera de reencontrarse con su pasado. Pero tienen que saber que este músico que puso la experimentación con sintetizadores al servicio del pop de los ochenta también tiene un disco nuevo para mostrar. Por eso el presente convivirá con el pasado.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.