Cuerdas con acento ruso

La Orquesta de Cámara Kremlin se presentará esta noche
(0)
22 de mayo de 2003  

El mayor orgullo de Misha Rachlevsky sobre su Orquesta de Cámara Kremlin que hoy, a las 20.30, se presentará en el Teatro Avenida para Festivales Musicales, es que se trata de una de las pocas agrupaciones rusas surgidas al calor de la perestroika que consiguió atravesar la barrera de los diez años de vida. Rachlevsky recuerda que, debido a la caída del Muro de Berlín y al cambio financiero favorable, el comienzo de los años 90 vio nacer "toneladas de orquestas rusas que muchas veces sólo existían en los fax de algunos productores y que se terminaba conformando de hecho antes de viajar".

En el caso de la orquesta que hoy, con el auspicio de la embajada de la Federación Rusa, interpretará la Sonata N° 5 en si bemol Mayor, de Rossini; Sinfonía de Cámara Op. 110 bis, de Shostakovich, y la Serenata para cuerdas Op. 48, de Tchaikovsky, con una versión reducida a once integrantes de los dieciocho que conforman esta agrupación de cuerdas, el origen y el presente es bien distinto. La agrupación fue creada a partir de la propuesta del sello suizo Claves para el que Rachlevsky ya había grabado música checa: "Ellos me propusieron hacer un disco de autores rusos y estaban dispuestos a conformar una agrupación con jóvenes músicos de nuestro país y así lo hicimos".

A partir de ese encuentro, la agrupación aumentó su actividad hasta que decidió transformarse en una orquesta permanente. En la actualidad, cuenta Rachlevsky en diálogo telefónico desde Brasil con LA NACION, cincuenta de los conciertos los hacen en el exterior, y en particular en los Estados Unidos, donde el director nacido en Moscú vivió durante la década del 70. En Moscú los veinte conciertos incluyen la participación en el Festival Kremlin, aunque aclara, no hay una relación institucional con la casa del gobierno ruso.

El secreto para mantenerse en un medio tan competitivo (la escuela de cuerdas rusas es pródiga en muchos y muy talentosos músicos) es, para Rachlevsky, "el trabajo duro y serio. Hacemos muchos ensayos y tenemos aportes que nos permiten funcionar bien financiera y artísticamente. Cuando decidimos hacer esta orquesta permanente quisimos que fuera duradera".

-Usted convocó músicos rusos para hacer música rusa. ¿En qué medida influye la nacionalidad en la interpretación musical?

-La situación devino tan internacional que no es determinante. La gente viaja más y tiene más información. Por eso no es necesario ser ruso para hacer música rusa. Aunque es cierto que, con un compositor como Shostakovich, entender el país y el modo de vida que tuvo él puede dar un pequeño plus. De todos modos, conozco muchos artistas occidentales que hacen su música con la misma calidad que nosotros.

Rachlevsky

  • "Conozco muchos músicos occidentales que interpretan la música de Shostakovich con la misma calidad que nosotros"
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.