Dos concertistas y una gran noche a la francesa