Música clásica. Eclosión sonora con Ginastera