El dúo Ibiza Pareo cierra el año en las pistas

Alejandro Lingenti
(0)
30 de noviembre de 2018  

Ibiza Pareo cierra el 2018 a toda máquina. Esta noche, el encantador dúo de electropop integrado por Marina La Grasta y Ani Castoldi se presentará en la Galería de Arte Contemporáneo NN (Calle 49 #719, La Plata) para matizar la presentación de la muestra Virus en Obras, una serie de fotos que Roberto Jacoby hizo del público que fue a ver a la banda de Federico Moura a ese estadio de Núñez en la década del ochenta. Y después se vienen más shows en diciembre: el domingo, en el bar Avant Garten (Avenida del Libertador 3883), el jueves próximo en el Festival de Arte Queer de Casa Brandon y el viernes 14 en la Fiesta de la Compañía Discográfica Cosmodemónica en Quilmes. Prometen cerrar el año el viernes 28 de diciembre con un concierto que incluirá "un alto elenco" de invitados y del que por ahora no hay más detalles. Será el corolario justo y necesario de una muy buena temporada para Ibiza Pareo: editaron un disco atrapante que dosifica con criterio y sofisticación el pulso bailable y la temperatura del after para cantarle al amor sin barreras.

En una entrevista, Marina La Grasta sintetizaba bien el cambio que se produjo entre el álbum debut, Ibiza Pareo (2015), y el sucesor, Bailemos juntas (2018): "Este disco se escucha mucho mejor que el primero. Renovamos las baterías, buscamos un sonido más profundo en los bombos y en los bajos, ya sean de cuerdas o sintetizadores. Nos pusimos un poco más pop, pero con un toque más disco y beat. La voz está un poco más al frente que antes. Y hay más ritmos house y bolicheros". Más al grano, Ani Castoldi aseguró: "Buscamos hacer buenas canciones. O al menos lo que sentimos que son buenas canciones". Y lo cierto es que la fortaleza principal de Ibiza Pareo es esa: una capacidad notable para crear temas muy adhesivos que explota en "Loba de noche", un superhit pistero producido por Ale Sergi (Miranda!) en donde el dúo maneja virtuosamente los tiempos –del relax al crescendo– para invitar a mover el cuerpo mientras clava el puñal de la evocación de un amor perdido.

El paisaje acogedor de San Antonio es otra cara de la misma moneda: un documento que prueba la pericia de Ibiza Pareo para mutar como sea preciso (una guitarra espacial, la liberación del dulce silbido de algún pájaro que había quedado preso en un recuerdo) y flotar en un midtempo decorado con imágenes cálidas y placenteras.

Facetas diferentes de un proyecto musical que rehúye deliberadamente del corsé (chequear la sangre latina de En una cita para comprobarlo) y que nos entrega en mano una receta que puede funcionar las veinticuatro horas de una jornada. "Disfrutamos tanto tocar a las dos de la tarde en un festival al aire libre (este año lo hicieron en el Sónar de Barcelona y en el reciente Personal Fest en Buenos Aires) como en una fiesta a las tres de la mañana", asegura Ani como para graficar el efecto narcótico full time de la música de Ibiza Pareo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.