Jools Holland. El hombre con los dos mejores trabajos