La Portuaria, con David Byrne. El sabor del encuentro