El ukelele, Edith Piaf y una voz especial