En nombre del Padre

Ayer, Diego Torres cantó "Color esperanza" frente al papa Juan Pablo II, acompañado por una multitud
Gabriel Plaza
(0)
4 de mayo de 2003  

Diego Torres nunca imaginó que una canción como "Color esperanza" lo llevaría tan lejos. Ayer, como Bob Dylan o los argentinos Mercedes Sosa y Luciano Pereyra, el artista tuvo la oportunidad de interpretar su canción "Color esperanza" frente al papa Juan Pablo II y una concurrencia estimada en 600.000 personas, que ocuparon las inmediaciones del Aeródromo de Madrid durante el encuentro del Pontífice con la juventud de España.

"Se me pasaron miles de imágenes en pocos minutos. Lo veía al viejo que no paraba de llorar y me acordé de mi vieja y todos los seres queridos, mi chica, su familia, toda la gente digna de la Argentina que es mucha. Pedí por todos ellos", cuenta Diego Torres en diálogo telefónico, una hora después de haber cantado en vivo el tema "Color esperanza" para el Santo Padre, que visitó por 30 horas España.

A través de la línea telefónica, el cantante todavía se muestra conmocionado por ese coro de miles de personas que se sumaron al final del tema. "Todavía no caí del todo, fue muy fuerte lo que pasó con la canción y haber estado ahí con el Papa y toda esa gente", comenta Diego Torres, que llevaba puesto un montón de rosarios que le habían dado sus amigos para ser bendecidos.

Después de otros dos conciertos más en España el músico volverá a la Argentina para presentarse el 17 del actual en el estadio Monumental de River Plate. A lo que seguirá una serie de recitales por América Central; el estreno de la película "El juego de Arcibel", de Alberto Lecchi, que protagoniza junto a Darío Grandinetti; una gira de tres meses por España a partir de junio, y la grabación de los temas de "Un mundo diferente" en italiano y portugués.

"Creo que todo esto que me está pasando tiene que ver con mucho laburo, pero también con algo muy mágico. Por ejemplo, la noticia de que iba a cantar para el Papa me la confirmaron el 26 de marzo, que es el día en que mi mamá hubiera cumplido años. Ella tenía una admiración especial por este papa, así que en un sentido creo que estas cosas están siendo digitadas por ella", se anima a revelar el intérprete.

La invitación realizada por la Conferencia Episcopal de Madrid para cantar el tema que "resume el espíritu positivo de la juventud española" impactó también en la comunidad política española. Los candidatos del Partido Popular y el PSOE comenzaron a pelearse para poder incluir la canción "Color esperanza" en sus campañas políticas. "Esto es normal -argumenta el artista-; yo estoy muy al margen de estas cuestiones. Gracias a Dios la canción tiene una vida propia y la gente la hizo muy especial, así que eso la pone en un lugar de resguardo para cualquier utilización."

"Color esperanza", cuya autoría Diego Torres comparte con Cachorro López y Coti Sorokin, se transformó en una suerte de himno en diferentes partes de América latina. "Cuando nosotros hicimos el disco "Un mundo diferente" creo que nos estábamos anticipando a muchos sucesos no sólo en la Argentina, sino en el mundo. Por eso después la canción "Color esperanza" pegó tan fuerte. A la gente le pasaron cosas emocionales y se identificó con el tema. Ojalá esa canción pueda lograr una pequeña conciencia en la gente. Esa es es una de las razones por las que hago música", admite Diego.

El popular "hit" sigue generando efectos impensables para su intérprete. Todavía recuerda la noche en que actuó en un estadio de fútbol de Bogotá frente a treinta mil personas. "Justo cuando nos tocó actuar en el Campin de Bogotá hubo un atentado muy feo y yo invité a ir a la cancha con una vela. Cuando hicimos "Color esperanza" pedimos por la paz en Bogotá. La gente prendió las velas y todo quedó iluminado." Ahora Torres quiere vivir esa misma experiencia, pero en su concierto en el estadio Monumental. "Esto me gustaría vivirlo en mi país. Será nuestra despedida en Buenos Aires, pero a la vez tendrá un significado muy especial para mí porque será el día anterior al ballottage", reconoce el cantante.

El día del concierto, antes de la segunda vuelta, también se repartirán velas como en Bogotá, pero el significado será diferente. "Ojalá el 18 sea el inicio en la Argentina de un camino distinto, porque nosotros somos responsables de nuestro destino. La gente ha demostrado que la engañan menos, pero tenemos que ir a votar con memoria, porque a veces no vemos más allá de nuestra quintita. Así que cuando se prendan las velas en "Color esperanza" será una manera de iluminar nuestra conciencia y decidir por algo nuevo que sirva para todos."

-¿Cómo vivís la situación de estar en el mejor momento de tu carrera y que la Argentina pase por una de sus peores crisis sociales?

-Disfruto de lo que me está pasando, pero no me sirve que a mí solo me vaya bien. Me serviría que a la Argentina le fuera bien por la cantidad de gente digna que habita nuestro país. Porque todavía me acuerdo del ejemplo de vida y dignidad de mi madre, que cobraba 200 pesos de jubilación.



  • El cantante, que superó una cifra récord de 13 conciertos en Luna Park, se sumó a otros artista, como Mercedes Sosa y Luciano Pereyra, que actuaron frente al Papa.
  • Por su disco "Un mundo diferente" Torres recibió 5 nominaciones a los premios MTV.
  • "Color esperanza" ganó el Mejor Video de MTV, elegido por el público.
  • "Color esperanza" ganó el premio a la Mejor Canción y al Mejor Video en los premios Tu Música, de Puerto Rico. Ya es un "himno" de esperanza en varios países.
  • Ganador de la Antorcha de Plata en la última edición del Festival Viña del Mar.
  • El 17 del actual cantará en el estadio Monumental de River Plate.
  • MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.