Entre lo nuevo y lo ancestral