Esta noche toca Stephen Bishop

El autor de "Little Italy" ganó gran popularidad en los años 70 con sus baladas
(0)
25 de agosto de 2001  

Es uno de los músicos pop que marcaron con sus baladas el panorama musical de los años 70; tanto su sencillez como sus éxitos le han dado una fama bien ganada. Stephen Bishop es autor del hit "Little Italy" y del tema central de la película "Tootsie", "One more night", que estuvo a punto de ganar un Oscar.

Bishop se presenta hoy, a las 21, en el salón San Telmo del Sheraton Hotel en un concierto donde el músico, sin banda, presentará una buena parte de su nuevo material "Baile del corazón" (así, en castellano).

En el vestíbulo del hotel de Retiro Bishop aún muestra los rastros de un viaje prolongado, realizado no precisamente en las mejores condiciones. Una botella de agua mineral lo acompaña y ayuda a sobrellevar los efectos del jet lag .

A poco de comenzar la charla con LA NACION, explica que para estas actuaciones debió interrumpir la grabación de su próximo disco, "Baile del corazón", y que sería muy interesante experimentar la recepción del público a estos nuevos temas.

"Será una experiencia interesante, pues sabré por anticipado la respuesta del auditorio a esta nueva música. Nunca me sucedió", dice.

Bishop se presentó anoche en Montevideo, donde cuenta con un auditorio fiel que lo sigue desde sus primeros tiempos.

Respecto del material nuevo, Bishop explica: "Básicamente, será un disco de baladas, en las cuales hay una mirada personal que en buena medida refleja mis sentimientos. No hay un afán de mensaje, sino de transmitir vivencias", señala este artista cuyo talento y buena estrella lo llevaron al éxito desde su primer álbum, "Careless". En él, Bishop contó con la participación de artistas como Eric Clapton, Art Garfunkel y Chaka Kan. La placa alcanzó el disco de oro en tiempo récord, consagrando un comienzo por demás exitoso.

-Existe la sensación de que el pop atraviesa una etapa de agotamiento y todo lo nuevo tiene una clara referencia a lo hecho en los años sesenta...

-Mi material sigue una línea hacia adelante, no siento que mi música se esté repitiendo.

-No me refiero en particular a la música que usted hace, sino que hablo en términos generales.

(Es evidente que Bishop no comparte esa sensación de agotamiento del género.)

-Puede ser que algunos artistas estén mirando hacia atrás para buscar alguna idea, no es algo tan desusado, pero no creo que el pop esté agotado.

Cuando el amor golpea

Si bien su estilo tiene un toque claramente romántico, Bishop siempre eludió caer en lugares comunes en cuanto a lo musical: nada de melodías edulcoradas, aunque sí una mirada casi nostálgica sobre la vida. Su modo de composición tiene una innegable frescura aun después del tiempo que ya lleva presentándose sobre el escenario. Es un músico para quien la composición no se ha vuelto rutina.

Sobre sus fuentes de inspiración Bishop confiesa sin ruborizarse: "Mi usina para la creación es el amor", dice, y agrega: "En especial cuando el amor me golpea en la cara".

Sobre su popularidad, asumida tardíamente, cuenta una anécdota. En su primer viaje a la Argentina, en 1989, vino para hacer un show televisivo, y aunque ahora no da demasiados detalles recuerda a una mujer rubia, de pelo largo, con aire juvenil (¿será Cris Morena?) que tenía un elenco de jovencitas disfrazadas de frutas mientras ella cantaba. Su número llegó después y a la salida del programa una maestra con sus alumnos entonaron el estribillo de "Little Italy". "Ahí supe que era popular", señala el artista, que en pocos meses más tendrá un nuevo disco en la calle.

- ¿Cómo será el show que presentará en Buenos Aires?

-Estará dividido en dos partes: la primera, con temas de mi pasado, y la segunda, con las novedades recientemente compuestas, entre ellas "Baile del corazón".

-¿Por qué decidió presentarse solo en el escenario, sin banda?

-Decidí quitarle todo glamour, toda pompa al pop. Sacarle ese aire tan preparado que habitualmente tiene. Hoy quiero que la gente escuche las canciones como fueron compuestas originalmente, no con arreglos de ocasión. Estos temas que interpreto tienen un sabor genuino que espero que la gente sepa disfrutar, pues yo lo hago.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?