Fado: el soundtrack de la saudade portuguesa

Gabriel Plaza
(0)
31 de mayo de 2019  

Entre mañana y pasado se realizará en el CCK la sexta edición del Festival de Fado en Buenos Aires, dedicado a la música y la cultura portuguesa. António Zambujo abre el festival mañana, a las 20, y Carminho actuará en el cierre, pasado mañana, a la misma hora. Ambos son referentes del género. "La voz de Zambujo produce escalofríos y hace llorar", dijo Caetano Veloso sobre el fadista premiado en Portugal con la Orden del Infante D. Henrique y nominado a los Grammy. Zambujo tiene alma de fadista aunque su lenguaje dialoga con otras músicas como la morna caboverdiana, el samba, el jazz y la utilización de otras instrumentaciones ligadas a formas tradicionales de la región del Alentejo. "A mí no me gusta definirme porque soy músico y adoro la música. No tengo barreras para mezclar géneros musicales, toco lo que me gusta y lo que me sale", explica el artista alentejano.

Formado por la música de Caetano Veloso y João Gilberto, el cantante tiene una relación directa con la música brasileña. De sus últimos trabajos discográficos, se destaca Até pensei que fosse minha, dedicado a la obra del gran Chico Buarque, que participa del álbum como invitado de lujo. Su última producción Do Avesso, de 2018, se centra en autores portugueses.

Nacida en Lisboa, hija de la fadista Teresa Siqueiro, Carminho se proyecta como una de las grandes voces de la nueva generación. Carmo Rebelo de Andrade creció en una familia de fadistas que tenía un local donde llegó a cantar de niña frente a la legendaria Amália Rodrigues.

Editó cinco discos y grabó junto a iconos brasileños como Milton Nascimento, Chico Buarque, Marisa Monte, Maria Bethânia y Nana Caymmi. Su relación con la música brasileña es tan fuerte que dedicó uno de sus últimos trabajos a Tom Jobim. En 2018 sacó su último disco, Maria, en el que interpreta obras propias. Dice que el fado es la música del alma. "Va desde el alma del que canta hasta el alma del que escucha".Forma parte de una generación de fadistas que tienen otra relación con el público joven de su país y reinauguró otra etapa para la música portuguesa. "La gente, hace años, identificaba el fado con la dictadura de Salazar, y pedían otras cosas. Ahora eso está superado".

El domingo, a partir de las 15, el público podrá disfrutar de otras actividades. El investigador y cantante Rodrigo Costa Félix hablará sobre la relación del fado con otras músicas. También se proyectarán las películas O pátio das Cantigas, de 1942, dirigida por Francisco Ribeiro (Ribeirinho), con escenas en un patio típico de Lisboa y el documental Movimentos Perpétuos - Tributo a Carlos Paredes, de Edgar Pêra, sobre el compositor y virtuoso de la guitarra portuguesa. Todas las actividades son gratuitas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.