Fito Páez: "Vuelvo a tocar rock and roll"

Después de 120 recitales en América latina y España, de filmar una película y de separarse de Cecilia Roth, lanza su nuevo disco, con producción propia, y lo presentará el 23 del actual en el Luna Park
Adriana Franco
(0)
15 de mayo de 2003  

En Circo Beat, el centro de operaciones de Fito Páez, las actividades son múltiples y variadas, pero el clima general es relajado. En el estudio, varios miran el arte de tapa final del nuevo disco; en otro ambiente se preparan los instrumentos para el ensayo que comenzará en un rato; algunos toman un café y, por aquí y por allá, corre Martín, el hijo de Páez.

Por esas múltiples actividades, y para homenajear a quienes han hecho marca en su vida, recientemente se bautizaron los distintos ámbitos del estudio. La pecera con la consola de grabación es la sala Say No More; el espacio mayor es la Margarita Páez, madre del músico; hay un gran piano en la Pete Thomas, baterista de los Attractions que tocó en el álbum que grabó con Sabina; arriba está la Adolfo Aristarain y queda aún el Espacio Luna, con cuadros de Pancho Luna.

La actividad responde a la inminencia de dos hechos. El 23 del actual, Fito actuará en el Luna Park y mañana saldrá a la venta su nuevo disco "Naturaleza sangre". Nombre fuerte para un disco que marca un momento distinto del músico rosarino y del que ya dio pistas en los conciertos del teatro Ateneo en noviembre último. Un momento en el que asegura que "vuelvo nuevo a tocar rock and roll".

El título surgió como parte de una canción, cuenta, mientras componía con la guitarra. "Pero fue ganando terreno porque tiene que ver con algo que estoy intentando contar sobre la naturaleza de las personas, como es más fuerte que cualquier cosa. Las personas cambian pero hay algo que no se mueve, y eso viene en la sangre".

A eso se fueron sumando otras ideas. La guerra y la película de Kubrick "2001, odisea del espacio" con ese hueso inicial que se convierte en herramienta. "El hombre había diseñado algo diabólico. Ahí estaba la idea del poder, de afirmarse, de matar. Había múltiples lecturas y estaba bueno".

Tiempo de cambio

Los últimos años fueron ajetreados para Páez. Luego de "Abre" (2000) y "Rey sol" (2001) se abocó a su película "Vidas privadas", se separó de su mujer, Cecilia Roth y tras el estreno, salió de gira. "Se dio de una manera tan disparatada... -cuenta-. Cuando terminé la peli estaba agotado de estar editando. con dos televisores, entre cuatro paredes, encerrado como un puma y fumando como loco. Llamé a Buenos Aires desde Madrid pidiendo que me armasen algo, diez pubs, por ejemplo. Quería salir a tocar, solo o con banda".

Volvió y en diez días armó el grupo con Sergio Verdinelli en batería, Guillermo Vadalá en bajo, Gonzalo Aloras en guitarra y Javier Lozano en teclados. Y, lo que comenzó como una pequeña gira de diez shows se convirtió en 120, por América latina y España y concluyó en el Ateneo. "Y en enero me fui a un campito a terminar las músicas del disco", remata.

Esta vez, Páez no sólo se ocupó de la producción del álbum -en los dos anteriores estuvo a cargo el norteamericano Phil Ramone- sino que, terminado su contrato discográfico con Warner, decidió editarlo solo. "Es lo mismo, con la diferencia que nadie te dice que no -sintetiza-. Me sentía avergonzado de formar parte de la industria discográfica. No hablo sólo de la Argentina. En todos lados perdió el norte, lo que fue su origen, como máquina que registra las músicas de la época. Ahora se dedican a hacer dinero de manera obscena, manejadas por financistas. He conocido gente maravillosa en la industria, pero no me sentía cómodo en el aparato. Entonces mejor solo que mal acompañado".

Con respecto a la grabación dice que fue rápida, que se hizo en un mes y medio. "Es que los músicos son fabulosos. Incluso casi todas las voces son las de referencia, las que cantás para que los músicos toquen. Cada vez más me gusta grabar así. Sí, la voz se quiebra, hay algunos gallos, pero es lo que tenés. Lo que hacemos tiene que ver con capturar eso, y es lo que hace que el disco suene cálido".

-Estás menos puntilloso.

-No. El tema es dónde hacés foco, porque a veces se instala una pequeña moral policíaca sobre que esto es la música popular y ésta es la culta. O esto no es bueno porque está sobrecargado de arreglos y lo otro con dos guitarras, es mejor, es auténtico. Es una falacia. Lo interesante es tener recursos y administrarlos. Hace años tenía ganas de jugar con más elementos, ahora estoy con esto que es más sencillo. Pero pido respeto por las complejidades. Se ha pauperizado el lenguaje de la música popular, se han generado músicas bastardas, sin raíz, sin corazón. En los sesenta el fenómeno popular eran los Beatles. Hoy lo que tenés como fenómeno está creado por la dirigencia de las multinacionales.

En los temas de "Naturaleza sangre" se puede rastrear también parte de lo que ha estado sucediendo en la vida del músico, y la marca que dejó el fin de una relación importante. "Lennon decía algo simpático cuando le preguntaban porque siempre escribía de él. "Es lo único que conozco", respondía. Es que siempre es parte de tu vida y no me parece cuestionable. Las canciones sobreviven solas. Yo no puedo explicar por qué hago las canciones, por qué en un momento voy al piano. Lo hago desde que tengo 14 años, es un acto reflejo, algo que repito porque me hace feliz. Me permite vivir".

Agrega que escribir en tercera persona también sirve "para poder decir cosas tuyas. "Rey Sol" tuvo que ver con mi hijo pero también con la Argentina que se caía a pedazos. Está bueno que se rompa el límite. Se puede jugar, hay que jugar. Uno es muchas personas a la vez y a los 40 hay que tenerlo claro. En un momento sos más monaguillo, en otros te tienen que llevar entre cuatro a la cama. En un momento sos papá protector y en otros el que se olvidó de ir a buscar al hijo a la escuela. Pero hoy, me siento muy pleno".

Y, a los 40, vuelve nuevo a tocar rock and roll.

Volver a mí

  • "Naturaleza sangre", su nuevo álbum, saldrá a la venta mañana. Páez se ocupó de la producción artística y de la edición discográfica, al haber finalizado su contrato con Warner Music.
  • Charly García participa en un tema y Spinetta, en dos. Con este último hablaron, incluso, de un nuevo trabajo en conjunto, sucesor de "La la la".
  • El 23 del actual se presentará en el estadio Luna Park y luego iniciará una gira nacional.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.