Homenajes en vivo y por Internet

Mucha gente se reunió en Liverpool y en Nueva York para expresar su dolor por el fallecimiento Los sitios de la Red se llenaron de mensajes, recuerdos y comentarios de los fans
(0)
2 de diciembre de 2001  

El tabloide británico The Mirror tuvo ayer una portada negra por la muerte del ex beatle George Harrison, con una evocación a su canción más conocida, "And the world gently weeps" ("Y el mundo solloza suavemente").

Los diarios británicos aseguran que las cenizas del ex beatle serán llevadas a la India y esparcidas de acuerdo con los ritos hinduistas. Con toda probabilidad, la ceremonia se llevará a cabo en el río sagrado de Yamuna, en el norte del país. Como miembro del movimiento religioso Hare Krishna, Harrison acudió allí a menudo a meditar. El Mirror afirma además que el cadáver de Harrison fue incinerado en una "ceremonia secreta", poco después de su muerte, en presencia de su esposa, Olivia, y de su hijo Dhani, así como de miembros de Hare Krishna.

Tras la disolución de los Beatles, Harrison se volcó a esta secta y una vez llegó a decir: "Con los Krishna me siento seguro. Es algo que está conmigo desde mi anterior nacimiento".

El oncólogo neoyorquino Gil Ledermann, que trató a Harrison en la primera etapa de su enfermedad, dijo a la cadena Fox News que el ex beatle había aceptado su próxima muerte. "Fue mucho más difícil para su familia que para él", aseguró.

Durante el tratamiento, Harrison también visitó a la familia de Ledermann. "Mi hijo tocó la guitarra para él, y luego George la tomó y tocó para mi hijo", explicó, asegurando que no se comportó para nada como una estrella.

"Al final, fue el beatle más fuerte", aseguró el antiguo productor del grupo, George Martin, a la BBC. Por su parte, el Daily Mail se explica el luto mundial de la siguiente manera: "Al revés que los cínicos comerciales de las actuales bandas pop, los Beatles encarnaron la búsqueda del amor y la paz. Todas las personas de todas las edades los querían".

Mensajes en la Red

Miles de fanáticos de Harrison invadieron los sitios de Internet con mensajes, recuerdos y expresiones de pesar por su fallecimiento.

Los sitios sirvieron de receptores de emociones de muchos admiradores del ex guitarrista beatle que no podían acercarse a los dos lugares donde se le rindió homenaje: en Liverpool, su ciudad inglesa natal, y en Nueva York, donde surgieron los Strawberry Fields de Central Park.

Sólo en American OnLine ingresaron 1500 mensajes, además de otros 200 enviados al portal Yahoo.

En Msnbc.com, una mujer escribió: "Cuando vi por primera vez a Harrison en televisión, en los años 60, comencé a bailar en la habitación gritando: "Mi Dios, estoy enamorada". Mi padre entró y me dijo: "Aléjate de esta basura". Pero jamás dejé de escucharla".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.