La compactera

Eleonora Eubel. Ciudad de Dios. Gal Costa. Mateo Villalba. Viva la tristeza! Pedro Almodóvar.
Gabriel Plaza
(0)
4 de mayo de 2003  

Esthesia

Eleonora Eubel

Mr. Devil Number Six, Endless night, Willow weep for me, El Frente (vital), Kultrun y otros (Independiente).

La segunda placa de esta cantante de larga trayectoria en la escena local muestra un paso importante hacia adelante. En efecto, en sintonía con lo que ocurre con el jazz instrumental, Eubel se lanza a componer y a desarrollar una forma de canto que, si bien no se aleja de su estilo, define una mayor indentidad. El disco es de tono intimista y sus letras tienen un compromiso hasta ahora desconocido para una cantante de jazz en la Argentina. En cuanto al acompañamiento, se lucen Enrique Norris en corneta (las atmósferas logradas por este músico con su sonoridad pequeña, sin vibrato, son sencillamente ideales para un trabajo que mira hacia el interior) y Miguel Fernández Tarzia en guitarra, cuyas armonizaciones indican que estamos frente a un músico talentoso que comprendió su doble función que amalgama la creación con el acompañamiento. El trabajo abrió una puerta que se mantenía cerrada en el canto jazzístico.

Ciudad de Dios

Varios

Meu nome é Zé, Vida de otario, Funk da virada, Estoria de boca, Nau rua, nau chuva, na fazenda, A transa y otros (Warner).

Al igual que el film, la banda de sonido de "Ciudad de Dios" permite palpar con la misma intensidad y energía la transformación interna que sufrió la vida en las favelas, desde los ladrones de gallinas hasta los enfrentamientos de los jefes barriales del narcotráfico.

Los compositores y arregladores Antonio Pinto y Ed Córtes lograron registrar ese pulso interno de la favela a través de la música. Los sonidos del samba tradicional, con la hipnótica cadencia del cavaquinho y la voz incomparable de Cartola en la canción "Alvorada", o la participación especial de la tradicional comparsa de Mangueira, representan los sesenta.

La afiebrada música funk de James Brown sonoriza los setenta de excesos alucinógenos. Mientras que los pasajes más densos quedan a cargo de las composiciones de Pinto o la voz de Seu Jorge en "Convite para a vida", que en el film interpreta al mismísimo Mané Gallina.

Gal bossa tropical

Gal Costa

Socorro; The fool on the hill; Onde Deus possa me ouvir; Mulher (sexo fragil); Quando eu fecho os olhos; Desde que o samba é samba: Epitáfio; As time goes by; Ovelha negra; Marcianita y otros (BMG).

Después del vacilante "Gal de tantos amores", la cantante bahiana corrige el rumbo y recupera sus mejores calidades de intérprete dotada y sensible. Lo hace sobre todo cuando incorpora nuevos autores ("Socorro", de Arnaldo Antunes; "Quando eu fecho os olhos", de Chico César; "Onde Deus possa...", de Wander Lee) y cuando regresa a Jobim ("O amor en paz") o recrea hits recientes ("Epitáfio", de Tit‹s), en versiones que están a la altura de su indiscutida dimensión artística. No faltan el aporte de Caetano ("Desde que o samba..."), el toque tropicalista ("Ovelha negra") ni la relectura de clásicos, aunque el resultado es, en estos casos, menos feliz. El atinado y austero acompañamiento (guitarras, bandolim, percusión) le cede a Gal el merecido protagonismo y colabora con esta oportuna renovación.

Mbaracá

Mateo Villalba

Música interior, Ruta verde, Confesión, Sin regreso, Correntina, El afusilado, La nocturna, El tauro, Otoñando, Mi bien amada, Kilómetro 11, Himno Nacional Argentino y otros (Epsa).

Para el autor del CD, una de sus preocupaciones como artista siempre fue "la reivindicación de la guitarra chamamecera". Con esta producción de 18 temas para la colección "Guitarras del mundo" se puede dar por satisfecho . Villalba tomó clásicos de Isaco Ibitbol y Tránsito Cocomarola para matizar una mayoría de temas propios, muy a tono con el concepto del disco. Incluso, algunas piezas que llevan su firma ("La nocturna", "Otoñando", "Confesión") resultan las versiones mejor logradas.

El toque imperativo de sus punteos que no admite excepciones y la danza, siempre presente en el ritmo, asumen la vitalidad de la placa, a veces complementados por el sonido, la intención y los arreglos tangueros, que fueron en la carrera de Mateo mucho más que momentos para ejercitar otros gustos musicales.

Viva la tristeza! Pedro Almodóvar

Varios

Once I Loved, Nothing Compares 2 U, Paper Bag, Dark Soul, Qualsevol nit pot sortir el sol, Me quedo contigo, My Funny Valentine, My Way, y otros (Warner Music).

"La banda sonora secreta y alternativa de "Hable con ella"". Así presenta Almodóvar este compilado de canciones que acompañaron la escritura del guión y la filmación del film. Todas tienen un elemento común: la tristeza, la melancolía. Allí están Chet Baker con "My Funny Valentine"; la versión del tema de Prince "Nothing Compares 2 U", en la inclasificable voz de Jimmy Scott; el conocido "Me quedo contigo", presentado escueto y electrónico por Ana D; la belleza del "Cucurrucucú paloma" por Caetano Veloso; Chavela y su "La llorona"; el acordeonista vasco Kepa Junquera; Gregory Isaacs volviendo reggae el clásico "House of the Rising Sun", de Ledbetter y la cantante Nicolette -"versión moderna de Billie Holiday", según la presenta el director español-, que cierra el disco con "I Woke Up". Un compilado apto para atardeceres de invierno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.