La compactera

Olga Galperín y Eric Alberti. Brad Mehldau Trio. Orquesta Típica Fernández Fierro. José Tcherkaski.
Ricardo Carpena
(0)
28 de febrero de 2004  

Honegger

Olga Galperín y Eric Alberti

Sonatas N° 1 y 2 para violín y piano; Prelude ariose et fugette sur le nom de Bach y Le cahier romand para piano (IRCO)

Para un intérprete clásico argentino es casi imposible competir en la grabación de obras de compositores canónicos como Beethoven, Chopin o Mozart. Entre el catálogo histórico y las figuras internacionales en vigencia, no parece quedar mercado allí. En cambio, siempre quedan por redescubrir compositores como el neoclásico francés Arthur Honnegger (1892-1955), que la pianista argentina acaba de registrar junto al violinista francés Eric Alberti. Las dos refinadas sonatas para violín y piano conforman la primera parte de este álbum en el que el dúo vuelve a mostrar, como en su anterior CD dedicado a Albert Roussel. su común acuerdo por un tipo de sonido íntimo y preciosista. Por su parte, Galperin, destacada formadora de pianistas en Francia, rescata dos bellas piezas para piano solo: uno, un modelo del estilo neoclásico: el preludio arioso y fuguetta, sobre el nombre de Bach (usando la notación musical alemana) y el enigmático "Le cahier romand".

Anything goes

Brad Mehldau Trio

Get happy, Dreamsville, Anything goes, Tres palabras, Skippy, Nearness of you, Still crazy after all these years, Everything in its right place, Smile, I’e grown accustomed to her face (Warner).

Brad Mehldau está de regreso. "Anything goes" se llama su nuevo álbum que, por suerte, abandona ciertos regodeos experimentales de su anterior CD, "Largo". Aquí, este pianista (uno de los más virtuosos e imaginativos de su generación) se dedica a explayarse musicalmente con sus inefables compañeros de ruta: el contrabajista Larry Grenadier y el baterista Jorge Rossy. A esta altura, después de tanto disco y recitales compartidos, suenan tan cómodos, relajados y conectados entre sí que contagian ese cálido clima a quienes los escuchan. El formato es el del más tradicional trío jazzero y las excusas para unir sus talentos son diez canciones muy bien elegidas y mejor interpretadas. Hay standards como "Nearness of you" y "Smile", pero también, muy a lo Mehldau, una hermosa versión del tema de Paul Simon "Still crazy after all these years" y una canción de Radiohead, "Everything in its right place". Un disco para no dejar de escuchar.

Destrucción masiva

Orquesta Típica Fernández Fierro

Prólogo, Mal arreado, El milagro, Che bandoneón, Taquito militar, Orlando Goñi, Trenzas, Si sos brujo, La madrugada, Tabaco, Sin dudas y con firmeza (Independiente).

Podrán sonar sucios y desprolijos, arremetedores, violentos y hasta con la insolencia del pibe de barrio, coincidente con una típica que emerge en otra Buenos Aires. La Orquesta Fernández Fierro convierte esos elementos en virtudes para diferenciarse de otras típicas de la actualidad, a pesar que cargan con la herencia de Di Sarli, Gobbi y Pugliese. Es más: esa polenta de los cincuenta que resuena en una formación de once músicos, con una fila de cuatro fueyes, forma parte de su estética y su identidad musical. El cantor, por su parte, se apropia de un estilo expresivo y un decir atorrante para dotar a los clásicos de nuevos bríos, sin desentonar con el clima dramático de versiones como la de "Tabaco". La explosiva OTFF, antes llamada Fernández Branca, logra desde esa fiereza instrumental y sus arreglos, refrescar temas como "Orlando Goñi" o "Zita", de Piazzolla e incluir una muy buena composición del pianista Julián Peralta, "Mal arreado". Para escuchar con fernet o ginebra en mano, y preparar los zapatos para el baile.

José Tcherkaski

Varios

Mi viejo, Pedro Nadie, Para el pueblo lo que es del pueblo, Coplas de mi país, El soldado Aubert, Se marchó del pueblo. (Acqua)

Con una lectura de "Mi viejo" favorecida por el marco musical de Jorge López Ruiz, José Tcherkaski abre esta selección de registros de sus obras más populares. La serie "Del autor al cantor", de la que el CD forma parte, no es sólo una idea interesante: también hace justicia al rescatar al autor del segundo plano al que suele relegarlo el protagonismo de los intérpretes. El eco alcanzado por varias obras de Tcherkaski facilitó el trabajo: son muchos y variados los artistas que las incluyeron en sus repertorios. Así, tras una decena de versiones de "Mi viejo" (las de Piero, claro; la de Iva Zanicchi o la de Oscar de León, por citar las más logradas) hay desde traducciones casi clásicas, como la de Mercedes Sosa y Piero de las "Coplas de mi país" hasta curiosidades como "Pedro Nadie" por Hugo del Carril o por Martha y Waldo de los Ríos, o como "Para el pueblo lo que es del pueblo", grabada por Juan Carlos Gené en un festival de 1973. El elenco es extenso: en él caben Pablo Milanés, Nicola di Bari, Lucho Gatica, Alberto Cortez, Teresa Parodi y el Cuarteto Zupay, entre otros.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.