La deuda con Haydn

Pola Suárez Urtubey
(0)
17 de diciembre de 2009  

Está a punto de terminar el "año Haydn", en este 2009 en que se cumplen dos siglos de su muerte en Viena. Hablamos hace unos meses del significado de este homenaje que le concede, en muchísimos lugares del mundo, la comunidad musical. Aquí en nuestra ciudad, hubo excelentes intenciones, sin duda. Por ejemplo, la programación de Arturo Diemecke para nuestra Filarmónica del Colón fue impecable, en el sentido de que se incluyeron varias de las sinfonías del músico, conciertos y una de sus magnas obras con cantantes solistas y coro, como lo fue La creación . En este caso ligado el Colón con Festivales Musicales, entidad que también incluyó en su ciclo "4 aniversarios" obras de Haydn para cuarteto de cuerdas y sonatas para teclado a cargo de excelentes profesionales. Como es natural, ha estado presente en conciertos del Mozarteum, de Nuova Harmonia, de Amijai... y en programas de numerosos conjuntos y solistas locales, así como ciclos radiales dedicados a la música clásica, con ese fervor que se agiganta, más allá de crisis, epidemias gripales y malos humores colectivos, para dar a Buenos Aires su soberbia vitalidad de ciudad musical.

* * *

Sin embargo, aún suena a poco lo que hemos tenido en este 2009. Porque es una lástima que no se hayan programado, uniendo esfuerzos, aquellas grandes misas que en un tiempo figuraron en nuestros conciertos, como la Santa Cecilia , la Nelson , la María Teresa , la Harmoniemesse , la In tempore belli , pero también el Stabat Mater y todos sus oratorios. Otra cosa: en 1971, en la temporada de verano, el entonces director del Colón, Valenti Ferro, presentó en el Municipal San Martín, con la Opera de Cámara del Colón, un título de Haydn, Il mondo della luna , producto de una corriente revisionista iniciada unas décadas atrás sobre las obras escénicas del compositor. Luego, en 1982, al cumplirse 250 años de su nacimiento, Europa puso el acelerador para remediar tantos descuidos e insuflar nueva vida, en el Festival de Viena y en el de Carpentras (Francia) su "dramma eroicomico" Orlando Paladino. El mismo año, Antal Dorati grababa para el sello Phonogram, con la Orquesta de cámara de Lausanne y el coro de la radio de la Suisse Romande, seis títulos de la lírica italiana de Haydn, L´infedeltà delusa , La fedeltà premiata , La vera costanza , L´isola disbitata , Il mondo della luna y Armida.

De todas maneras, querido amigo Haydn, alguna vez trataremos de entender mejor por qué todavía el mundo, y no sólo nosotros, sigue en deuda con tu obra genial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.