La herida abierta por la guerra

Dice que sintió en carne propia el atentado contra las Torres
(0)
12 de diciembre de 2001  

El 10 de septiembre último, Caetano Veloso estaba en Nueva York. Un día después, la tragedia que estremeció al mundo lo encontró en Los Angeles, lugar en el que por cuestiones de seguridad debió quedarse los diez días siguientes. Tres meses después de los atentados que destruyeron las Torres Gemelas, el bahiano explica que todos estos acontecimientos lo llevaron a cantar de nuevo "Manhata", tema incluido en "Livro" que es un tributo a Manhattan.

"Como experiencia colectiva, los Estados Unidos me interesan muchísimo y Nueva York está entre mis ciudades preferidas. Por eso, cuando los aviones derrumbaron las Torres Gemelas lo primero que sentí fue una herida en mi propia carne. Y también miedo, porque parecía que empezaba allí una destrucción que iba a extenderse y a terminar con las vidas de todos nosotros. A la vez sentía una gran excitación porque ese hecho representaba, sin duda, un cambio muy importante que revuelve todas las perspectivas, las fantasías, las ambiciones", reflexiona.

Con una visión casi anticipatoria, en las últimas páginas de "Verdad tropical" (que confiesa haber escrito por culpa de Nueva York) Caetano analiza "El choque de las civilizaciones", el libro de Samuel Huntington que para muchos anticipó lo ocurrido a partir del 11 de septiembre.

"En el mismo capítulo en el que hablo de los rascacielos de Nueva York como cosas que yo miraba, pero también como si hubieran sido destruidos hace varios siglos, me ocupo del libro de Huntington. Lo hago sin tener credenciales para eso, porque soy simplemente un autor y un intérprete de canciones populares. El hablaba de su visión de América latina, que no comparto, y yo quería decir algo de mi visión sobre el Brasil, que mi país hoy tiene la oportunidad de bosquejar una experiencia de civilización que incluya, por ejemplo, esa intimidad con la Argentina de la que te hablé."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.