La orquesta como arquitectura

Santiago Chotsourian
(0)
20 de noviembre de 2011  

Esta versión de la música de Peter Gabriel no es fácil de tocar, se requieren ciertas "técnicas extendidas'', uso de armónicos, ruido de soplo dentro de los metales y maderas, golpes con la parte de madera del arco. Creo que los arreglos son muy delicados y el trabajo plantea una estética y una poética musical desafiante para el gran público y también para el público "general'' de la música clásica. Esto no es lo que la gente se imagina de la música clásica o sinfónica, es un lenguaje y unas texturas a la manera de Pärt, Gorecki, por momentos Stravinski o Barber; tienden a ser muy sutiles los arreglos y se mueven mucho en la franja de los pianissimos, no van por el lado del gran impacto masivo del sinfonismo, no eluden la disonancia y hay muchos momentos de verdadera heterofonía y cruce de métricas y acentuaciones a la manera de La consagración de la Primavera .

Es un lenguaje, diría, muy... "racional'' el de la orquesta, y creo que es curioso que sea así considerando que Gabriel canta muy "emocional'' y muy abierto del tempo giusto. Creo que el humanismo de Gabriel tensa el racionalismo de los arreglos y esto hace una especie de contraste muy inquietante, desde mi punto de vista. Es como que la orquesta establece una estructura o una arquitectura donde habita la voz de Gabriel y ahí se mueve como el quiere o necesita.

Hay algo interesante también por el lado de lo dialógico entre músicos de distintas partes, entre canciones suyas y de otros, entre lo clásico y lo popular, entre los instrumentos y las voces, entre pasado y futuro, creo que en este trabajo Gabriel nos dice que él quiere seguir creando y recreando y probando cosas y desafiándonos y arriesgando, hay algo de mucha vanguardia en este planteo y por eso lo siento como un desafío que nos hace a todos y una cierta especie de acto de desempolvamiento de muchas cosas, de muchos conceptos a través del sonido.

Chotsourian participó como director preparador del concierto de Peter Gabriel en la Argentina.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?