El éxito menos pensado de Mariah Carey llega de la mano de su disco más odiado

Carey y un suceso impensado
Carey y un suceso impensado Fuente: Archivo
Tomás Balmaceda
(0)
21 de noviembre de 2018  • 20:48

Su reinado en los rankings musicales de todo el mundo durante la década del 90 fue absoluto y sorprendente, casi tanto como el terrible fracaso que vivió en 2001, cuando una película con pésimas críticas, el mayor atentado terrorista de los Estados Unidos y un supuesto intento de suicidio casi acaban con su carrera. Ahora, gracias a una disputa con Lady Gaga y su repercusión en las redes sociales, Mariah Carey vuelve al primer puesto de ventas con un disco que salió hace 17 años y hace historia.

Nacida en Nueva York en una familia con serios problemas económicos formada por un padre afroamericano y una madre irlandesa, Carey creció viviendo muchas situaciones de violencia a causa de su birracialidad. Desde chica encontró en la música su forma de conexión con el mundo y a los 18 años se sumó al coro que acompañaba a la artista Brenda K. Starr.

Todo cambiaría cuando en 1989 conoció en una fiesta a Tommy Mottola, por ese entonces un ascendente productor, a quien y le entregó un cassette con canciones caseras. Mottola lo escuchó en su auto al regresar a su casa pero sin haberlo terminado le dijo a su chofer que volviera al lugar, ya que tenía que ofrecerle en ese mismo momento un contrato discográfico.

Carey lanzó su placa debut en 1990 de la mano del increíble "Vision of Love" y desde entonces no paró de romper récords. No sólo sus primeros cinco temas llegaron al primer puesto de la revista Billboard, sino que tuvo un número uno cada año de esa década y aún mantiene la mayor cantidad de semanas en el podio con el tema "One Sweet Day", que fue número uno durante cuatro meses ininterrumpidos. Pero en 1997 se divorció de Mottola, quien para ese entonces presidía la discográfica Sony, y comenzó una era en la que decidió hacer todo lo que le habían prohibido: mostrarse más sensual y cruzar el pop con el hip hop.

Tras diez años de éxitos, en 2000 completó sus obligaciones con Sony y firmó su pase a EMI en el que se convirtió el contrato más lucrativo de la historia de la música: 80 millones de dólares por cuatro discos y la posibilidad de renovar por cuatro más.

Pero nada salió como estaba planeado. El primer disco de esta etapa fue la banda de sonido de Glitter, su debut como protagonista de cine, en una producción semi-biográfica ambientada en los 80. Semanas antes del estreno del primer tema, Jennifer Lopez sorprendió con una canción que tenía la misma melodía que había pensado usar Carey. Todos los ojos se posaron sobre Mottola, quien fue acusado por su exmujer de sabotear su nueva etapa y ponerle espías.

A contrarreloj, Carey tuvo que apelar a otro sampleo para el tema "Loverboy", que llegó con un sonido más crudo y urbano a las radios y se convirtió en el primer sencillo de Carey en no llegar al primer puesto del ranking Billboard. Para peor, la película Glitter y el disco homónimo se estrenaron el 11 de septiembre de 2001, el día del atentado a las Torres Gemelas. Estos factores y la presencia de canciones inspiradas en el sonido de la década del 80 justo en un momento en el que el mundo descubría el verdadero alcance del terrorismo afectaron su performance. La placa sólo vendió ese año 2 millones de copias, un número con el que muchos sueñan hoy pero que estaba lejos de las 25 millones que la cantante había hecho en 1993 con Music Box.

Acorralada por la paranoia del espionaje de su ex, las pésimas críticas de su película -el chiste recurrente en la televisión era que Osama Bin Laden se había escondido en el único lugar al que nadie quería meterse, las salas de cine que proyectaban Glitter- y las malas ventas, Carey sufrió un colapso nervioso que la dejó internada. La difusión de unos audios grabados a sus fans en los que hablaba de cómo sentía que debía vivir la vida llevó a que muchos asumieran que había intentado suicidarse. Pocas semanas después, EMI la echaría de sus filas.

La intérprete de "Hero" eventualmente revitalizaría su carrera en 2005 pero Glitter se mantuvo como la gran mancha de su trayectoria y se negó a cantar sus canciones o hablar del tema. Hasta que hace poco más de un mes llegó a los cines Nace un estrella, la exitosa adaptación de la clásica fábula cinematográfica del siglo XX, esta vez con Lady Gaga y Bradley Cooper y las redes sociales comenzaron a notar las similitudes de esta versión con Glitter, que van más allá de las coincidencias obvias pero que entran en el terreno de los spoilers.

Para muchos, las coincidencias de

02:36
Video

Así, en Twitter e Instagram comenzó a usarse el hashtag #JusticeForGlitter, una manera de reclamar justicia por un título que algunos creen que fue criticado de más. Si bien Gaga y Carey mantienen una cordial relación, sus fanáticos se enfrentaron en el mundo virtual y compartieron memes y bromas al respecto. Lo que nadie imaginó era que el hashtag haría que más personas se interesaran por el disco, que llevaba olvidado 17 años y que por una disputa legal con EMI sólo se puede escuchar en Apple Music. Y casi de la noche a la mañana, más y más personas comenzaron a comprar el álbum, descubrirlo y recomendarlo. El lunes 12 entró en el Top 100 de la plataforma, a las 48 horas estaba entre los 20 más comprados y el jueves pasado se quedó nada menos que con el podio, a horas de que Carey lanzara "Caution", su nuevo y esperado disco.

Se trató de un incremento de 2030% en las ventas comparadas con el comienzo de mes, una cifra inusual que confirma cómo cambió la industria musical, ya que nadie pudo prever que se imponga a discos recién salidos. 17 años después de uno de los peores lanzamientos de la historia de las discográficas, la placa logró volverse la más vendida en iTunes, superando a Origins de Imagine Dragons y la banda de sonido de la película de Gaga. Aún hoy está entre los primeros diez puestos.

Sin poder evitar mostrar ella misma la sorpresa, Carey agradeció a sus fans y reconoció a la prensa que Glitter fue un momento muy difícil en su vida pero es un disco del que se siente orgullosa y que cree que estuvo adelantado a su tiempo. Jamás hubiese podido adivinar que tendría casi dos décadas después su revancha.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.