Lanzamientos

(0)
29 de junio de 2014  

Los Mutantes del Paraná

El entrerriano: Andorra, El entrerriano, Corazón, Macumba, El mamúa y otros. (independiente).

Western Litoraleño

Son pocas las bandas que se atreven a desprenderse de la palabra, pero cuando lo hacen marcan un territorio nuevo para la escena: pensemos en bandas locales como Los Natas y Tremor. Sin la intensidad eléctrica de esos grupos, Los Mutantes del Paraná crean su novedoso universo lisérgico y electroacústico. Bajo el comando de Ricky Saénz Paz (ex Siete Delfines), el grupo de Zárate ofrece un trip sonoro en dieciséis viñetas instrumentales de suma originalidad que recuerdan pasajes psicodélicos de los setenta, pero con un crudo groove folklórico.Canciones de un sabor grunge litoraleño que podrían haber sido compuestas por Kurt Cobain si hubiera nacido en el Paraná; atmósferas que recurren al imaginario del spaghetti western filmadas en el Litoral y hasta mantras cadenciosos y alegres definen su estética. La versión de "I Want to Break Free", de Queen, los confirma como una rara avis del panorama local.

Por Gabriel Plaza

Lucas Martí-Darío Jalfin

El hijo principal: El momento de tu historia, Miedo a volver, Anillos, Dame el peso, Ayuda, Encuentro fantasma, Instrumental, ¿Quién consume a quién? y otros. (los años luz).

F?frágil, como encendido

En Piano, Daniel Melero pasaba sus clásicos por el tamiz del teclado de Diego Vainer, creando así una nueva atmósfera para sus piezas pop. Quince años más tarde el prolífico Lucas Martí parece apelar a lo mismo, esta vez con composiciones nuevas. Aquí el piano está en manos de Darío Jalfin, un muy buen autor e intérprete que también pertenece a la raza de los solistas. A través de diez piezas en apariencia frágiles, el autor, el letrista y el intérprete se confunden, se dejan llevar, con el amor como hilo conductor, y encuentran en lo íntimo la atmósfera ideal para tratar temas y consignas que están lejos de lo endulzante. Como con el humor, Martí-Jalfin encuentran así la manera ideal para hablar de El hijo principal y de otras tantas asperezas.

Por Sebastián Espósito

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.