El último adiós a George Harrison. Las cenizas, al Ganges