Babasónicos por triplicado. Más allá del show de rock