Mi diario (no tan) íntimo

Músicos como Andrés Calamaro, David Byrne y Thom Yorke, entre muchos otros, descubrieron en Internet un nuevo espacio de expresión, los weblogs, en donde hacen públicas ideas, reflexiones, experiencias e inquietudes
(0)
1 de agosto de 2006  

Querido diario: tengo que confesarte que te he estado engañando con el weblog. Sí. Gracias por haber sido tan discreto todo este tiempo. Nunca te olvidaré

Hace un tiempo los músicos han descubierto en Internet un espacio de expresión: los weblogs, un reemplazo casi natural, progresivo si se quiere, de aquellos diarios íntimos de juventud (sean éstos en formato cuaderno, libreta, hojas sueltas o servilletas), repletos de poesía, inquietudes, frases, reflexiones, canciones o experiencias. En muchos casos, estos diarios con acceso público se han convertido en un aliado inseparable en esas extensas "noches-días-tardes" de vigilia creativa, ya sea en un aeropuerto, en medio de la grabación de un disco, luego de un concierto o mateando en casa en una tarde de sol.

Un vistazo corto y uno encuentra a Andrés Calamaro contando el sueño de la noche anterior, en el que se cruzó con Pablo Picasso y Def Leppard; dos días después pide la liberación de Pity, de Intoxicados, tras el confuso suceso del remisero en Entre Ríos, y al día siguiente reseña, uno por uno, los temas de "Calamaro querido!", el álbum tributo a su obra, recientemente editado.

David Byrne despotrica por la situación actual de Medio Oriente; Fito Páez narra en su diario de filmación las peripecias de la realización de su segundo largometraje, "¿De quién es el portaligas?", y Andrés Ciro Martínez, cantante de Los Piojos, escribe desde Alemania sus impresiones sobre el Mundial de Fútbol que terminó. Todo vale, hasta un recorrido por un hotel de Milán (con fotografías incluidas), guiado por el mismísimo Robert Fripp.

Entre deliciosas crónicas para fanáticos y la posibilidad de acceder a la intimidad siempre custodiada de los músicos populares, los weblogs ofrecen un camino alternativo para colarse en el pensamiento de artistas inquietos por naturaleza.

El Salmón de la Red

Andrés Calamaro ha demostrado tener una intuición especial en su peculiar relación con Internet. Cuando bajar canciones legalmente aún parecía un futuro lejano en este país, se despachó con cientos de temas gratuitos en la Web y disparó la polémica con el disco que signó esos tiempos de mil y una canciones: el quíntuple "El Salmón", hoy casi una metáfora de las posibilidades de una tecnología que ya es parte de la música del mundo globalizado. Ahora, de regreso y con cientos de proyectos en su mente, Andrés escribe a diario en su weblog.

"Y no más se abrió el cielo de Buenos Aires y cayeron piedras, auténtico granizo, grande como mandarinas, para alegría de los vidrieros que, ahora, son los reyes de la colina... Nos quedamos con otros testigos mirando la tormenta tormentón apocalíptica... ¿Los 28 Luna Park de Arjona tendrán algo que ver?", escribió Calamaro el jueves último, tras el temporal.

En www.calamaro.com/blog Andrés cuenta con pluma y gracia la última gira española y el reencuentro con Ariel Rot; recuerda a Miguel Abuelo y Oscar Moro; a veces comenta noticias del día o simplemente filosofa sentado cerca de la Biblia y el calefón: "Finalmente, desalojaron el Bar Británico... Es un lunar apenas en la debacle estética y ética de nuestra ciudad. Deberíamos redondear una funesta estadística de bares, locales, cantinas, restaurantes, cines de barrio, teatros, edificios, monumentos de la arquitectura y de la tradición, de la estética y de la identidad bonaerense, que fueron demolidos, remodelados o desperdiciados. A duras penas se respetó el colonial barrio de San Telmo; eso, después del ensanche de Independencia, para reconvertirlo en una postal viviente para consumo turístico... Chau, Británico, cuna de tauras y cantores, de broncas y entreveros... Perdoná si al evocarte se me pianta un lagrimón".

David contra Goliat

Los bombardeos y ataques que desde hace veinte días volvieron a poner bajo la lupa la guerra de poder y mentiras desatada detrás del conflicto en las fronteras del Líbano no han recibido aún las reacciones de la comunidad artística que sí causaron las intervenciones militares comandadas por George Bush en Afganistán e Irak (discos, festivales y una andanada de discursos en contra del presidente de los Estados Unidos por parte de cientos de estrellas de rock).

Aunque, bueno, David Byrne ha sabido ser una excepción. Siempre. Desde el diario que cuidadosamente mantiene en su página oficial de Internet ( journal.davidbyrne.com ), el ex Talking Heads intenta reflexionar sobre la delicada situación de Medio Oriente y se pregunta: "¿En qué estaban pensando los israelíes cuando bombardearon el Líbano?".

Por su parte, Thom Yorke, el cantante de Radiohead, utiliza el weblog de la banda ( www.radiohead.com/deadairspace ) para dejar sus impresiones acerca de cómo recibió la crítica especializada su primer álbum solista; para distraerse en los tiempos muertos de las grabaciones o para narrar las sensaciones que le causaron la presencia de la hija del presidente Bush en uno de sus conciertos en Nueva York. "No sé si debemos estar honrados, divertidos, perplejos, preguntarle a ella si tenía una entrada válida, objetar tardíamente, preguntarle otra vez sobre su entrada y sobre si realmente sabe de qué se trata nuestro show o callar y sonreír".

Además, con la edición de su disco "The Eraser", Yorke abrió sus archivos secretos y en www.theeraser.net muestra los bocetos del arte de tapa, los originales de las letras escritos a mano, dibujos, notas al margen y una infinidad de elementos referidos a su más reciente proceso creativo.

El mundo de Páez

"Otra vez en la ruta, ¡qué agradable sensación! Hace unos meses, cuando el guión recién se dejaba ver, Jorge Ferrari, nuestro director de arte, sugirió que nos fuéramos a Rosario, nos alquiláramos una casa con pileta y pasáramos el verano argentino entre amigos discutiendo tutti i fiocchi. No podría haber sido mejor. Definitivamente, no es lo mismo esa baldosa que pisaste en la infancia que cualquier otra que no...", introduce con elegancia Fito Páez en el weblog acerca de su segundo largometraje, "¿De quién es el portaligas?" ( www.mundopaez.com/dequieneselportaligas/ ).

Después de cada jornada de filmación, el rosarino dejaba sus impresiones acerca de los personajes, los actores, las locaciones, el fin, los medios, los objetivos, las ilusiones, los sueños, la hipocresía y el amor, todo a través de su prisma technicolor.

"Ya vamos por la segunda jornada en el Policlínico Eva Perón en Granadero Baigorria, una localidad que está pegada a Rosario. Supimos de muchos nacimientos, ya que la maternidad está a pleno, y de algunas desgracias, que hasta ahora fueron menos. Es un hospital humilde. Médicos, enfermeras, pacientes, asistentes sociales, todos sin excepción tuvieron una predisposición maravillosa para con la peli... Las condiciones en las que trabaja el policlínico no son de las mejores. Nosotros estamos recreando noches en vela, esperas angustiantes al lado de un ser querido, silencios de hospital, todo eso que nos sucede en esas circunstancias. Lo que sería bueno, justo, adecuado, es que la realidad se pareciera al decorado de Jorge y Juan Mario, y no al revés. Allí también se ve el delgado entramado de un país que dice funcionar y no lo hace. Ahí, toda la charlatanería política se cae a pedazos."

Crónicas públicas

Andrés Calamaro: www.calamaro.com/blog

David Byrne: www.davidbyrne.com/journal

Thom Yorke: www.radiohead.com/deadairspace y www.theeraser.net

Fito Páez: www.mundopaez.com/dequieneselportaligas

Andrés Ciro Martínez (Los Piojos): www.lospiojos.com.ar

Robert Fripp: www.dgmlive.com/diaries.htm

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.