Opera de Bellini, en el Roma

(0)
23 de agosto de 2001  

El Teatro Roma también hará su aporte para la conmemoración del bicentenario del nacimiento del Vincenzo Bellini. Desde mañana subirá a escena en la sala de Sarmiento 109, Avellaneda, una nueva producción de "I Capuleti e i Montecchi", tragedia lírica en dos actos y seis cuadros.

La ópera se escuchará por primera vez en la Argentina en su versión original, con el rol de Romeo interpretado por una mezzosoprano, en este caso Virginia Correa Dupuy, mientras que el papel de Giulietta será interpretado alternativamente por las sopranos Cecilia Layseca y Sandra Scorza.

La dirección musical de "I Capuleti e i Montecchi" le corresponderá a Carlos Vieu, al frente del Coro del Teatro Roma y la Orquesta Sinfónica Municipal de Avellaneda.

Alejandro Ullúa, por su parte, será el responsable de la ópera, basada en una de las más célebres historias de amor de todos los tiempos. Sólo que, como se ocupa de aclarar Ullúa en diálogo con LA NACION antes de uno de los últimos ensayos previos al estreno, "el libreto que utilizó Bellini se aparta bastante de cómo nos llegó la trama por medio de Shakespeare. Aquí pasó el tiempo y Romeo vuelve a Verona después de haber matado no al primo, sino al hermano de Julieta. A su vez ella, cuando le propone huir, decide quedarse, por respeto y apego, muy burgués, a la familia".

Es que el libreto utilizado por Bellini, de Felice Romani, salteó al dramaturgo inglés y fue directamente a las fuentes renacentistas de la historia. De ella, a Ullúa le llamó la atención "lo presente que está el contexto que envuelve la disputa entre las dos familias, que respondían a los partidos de gibelinos y güelfos y que vivían en un estado beligerante real. De hecho, constantemente hablan de guerra, sangre y muerte", comenta.

Italia, 1920

Ullúa decidió potenciar este aspecto, trasladando la historia a la Italia de los años 20. "Busqué un paralelo en la historia italiana, para que el espectador pudiera sentir ese clima bélico. Y lo encontré en los años 20, cuando aparece Mussolini, a quien lo apoyan, curiosamente, los terratenientes. Quise poner en este contexto de camisas negras y de vida militarizada a los dos personajes principales, que son víctimas de circunstancias que los exceden."

Con el aporte de una escenografía que en parte remeda la arquitectura monumental del fascismo, a cargo del joven artista plástico Facundo Lozano, y todo el oficio de Roberto Traferri en la iluminación, Ullúa se lanza a esta aventura para la que, según explica, "por suerte conté con la carta blanca de la dirección del teatro".

La breve carrera como régisseur de Alejandro Ullúa se cimentó a partir de la realización del exitoso y premiado espectáculo "Canciones de cabaret", que se pensó como una experiencia de un mes en el teatro Xirgu y que se prolongó por dos temporadas y continuó con la régie de "El descenso de Orfeo a los infiernos", que presentó Juventus Lyrica el año último.

En plena construcción de un camino propio, que incluye la realización de una nueva producción barroca aquí y en Holanda, Ullúa apuesta por la experimentación, pero con fundamentos: "Algunos melómanos tradicionalistas me fruncieron el ceño cuando les conté mi idea de cambiar de época la acción y me preguntaron por qué lo hice. Claro, siempre es tan linda la idea del balcón y del amor. De todos modos, la experimentación no pasa tanto por los decorados o por un cambio de época". Para Ullúa pasar la trama a un contexto más cercano al presente le permitió trabajar con los cantantes de un modo distinto. "No se discutió la forma, sino las emociones", dice. Tal vez el pase al contexto contemporáneo nos liberó de recurrir a maneras de una época que no conocemos. Así, abordás la historia de una mujer enamorada, pero limitada por sus propias creencias y él es un muchacho demasiado impulsivo y arrebatado. Entramos en la ópera por medio de los personajes y no de las situaciones. Y vimos qué pasaba con eso", concluye.

Además de mañana, "I Capuleti e i Montecchi" tendrá funciones pasado mañana, a las 20; el viernes 31 y el sábado 1° de septiembre, a las 21, y el domingo 2 de septiembre, a las 18.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?