¿Por qué Liam? ¿Por qué no? Renacer de las cenizas del pub

Liam Gallagher
Liam Gallagher
Franco Varise
(0)
1 de octubre de 2019  

Liam Gallagher / Why me? Why not: "Shockwave", "One of us", "Once", "Now I've Found You", "Halo", "Why me Why not?, "Be Still", "Alright Now", "Meadow", "The River", "Gone", "Invisible Sun", "Misunderstood", "Glimmer" / Nuestra opinión: buena

Liam Gallagher hace bien lo que parece fácil, pero que a la mayoría de los que lo intentan no les sale nunca. Una canción de rock clásica, perfecta y efectiva sin tanta vuelta, con letras accesibles (alguna más oscuras, otra más irónicas) y aptas para cualquier ocasión y lugar. Desde el título Why me? Why not, su nuevo disco, el segundo en solitario, lo ubica en el centro de la obra. "El rock era más aburrido sin mí", desafió en una entrevista. Como se sabe, al hermano menor de los Oasis no se le estaba haciendo nada sencillo regresar al ruedo sin una banda que lo acompañara. Su hermano Noel, dotado en lo musical y lo compositivo, subió como un cohete, mientras él, a los 46 años, mascullaba nostalgia en el pub. Liam no es de componer mucho. De hecho, los 14 tracks de este nuevo disco son "colaboraciones". "Es como en el fútbol, ¿ok? Hay un nueve. Esa es mi posición. Como Agüero o Rooney. Mientras esté ahí, al frente, cantando, no me importa si yo escribí las canciones o quién carajo las escribió. No tengo ningún problema con eso mientras el disco sea bueno. En mi caso, un día normal significa intentar pasar en el pub el menor tiempo posible", explicó en una entrevista con El País. Todo empezó a funcionar cuando se unió a Greg Kurstin, cotizadísimo hombre de estudio que trabajó para Adele, Sia, McCartney y Foo Fighters, para sacar adelante la historia. El resultado es bueno si se tienen en cuenta los atenuantes que impone el autor. La cosa empieza con "Shockwave", rock and roll directo con un estribillo que llega quizá demasiado pronto y que iría perfecto en las radios si las radios todavía pusieran esa música. Todo suena a los noventa, como si el mundo de la música se hubiera detenido entre Screamadelica (1991), de Primal Scream, y el primer disco de Oasis, Definitely Maybe (1994). Hay lugares demasiado previsibles, como "The River", "Gone" o "Invisible Sun", aunque a esta altura del partido y de la música pop ese sonido valvular, vintage, de instrumentos no sintetizados, parece novedoso y refrescante. En comparación con As you Were, su disco anterior, Why me? Why Not está mucho más logrado. Encierra puntos altos, como "Halo" y "Meadow", donde destila su beatlemanía, al igual que la canción homónima que le da el título al disco. Los Beatles, o más precisamente, Paul McCartney, sobrevuelan casi todas las melodías. Curiosamente, lo más flojo es lo que mejor se le da a Liam. En todos los temas, el cantante ubica la voz en el mismo rango dinámico, que si bien le funciona para afinar no aporta sosiego y a la larga hasta puede irritar a quienes no son fanáticos de su estilo. Las canciones suenan demasiado homogéneas, sin matices y con muchos lugares comunes a la hora de alcanzar el zenit. Al contrario de lo esperable en su caso, por otra parte, resalta el trabajo de la musicalidad instrumental del disco. Las bases rítmicas (batería y bajo), guitarras, cuerdas y pianos (melódicos) no son solo elementos sucedáneos del cantante, sino que aportan lo que no logra la voz: potencia y color. Es muy probable que el menor de los Gallagher considere que el negocio de la música rock quedó cristalizado ahí donde él lo dejó hace 25 años. Y, seamos sinceros, tampoco se equivoca tanto. "No jodan, tengo 46 años, facturas y divorcios que pagar. No tengo tiempo para esa mierda", expresó hace poco sobre la actualidad del pop. Es un argumento artístico bastante sólido, guste o no.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.