Renunció a su cargo el director de Música

Santiago Chotsourian, desencantado
(0)
7 de diciembre de 2001  

Ayer a la mañana, Santiago Chotsourian presentó su renuncia indeclinable a la Dirección Nacional de Música (DNM).

La asfixia económica en que se encuentra la DNM, que tiene a su cargo la coordinación de ocho organismos musicales, entre los que se cuentan la Orquesta Sinfónica y el Coro Polifónico Nacionales, provocó la dimisión de Chotsourian, quien fue designado en diciembre de 2000 por el secretario de Cultura de la Nación, Darío Lopérfido.

Chotsourian llevó adelante un exitoso trabajo de normalización administrativa que permitió, entre otras cosas, completar las plantas permanentes a través del llamado a concursos y programar la temporada con anticipación. Sin embargo, la Secretaría de Cultura continuó con los atrasos en los pagos a músicos invitados y a las casas editoras de partituras. La situación no se modificó luego de la creación del Ministerio de Cultura, Turismo y Deportes. "El sistema de administración de Cultura de la Nación desconoce a posteriori lo que se aprueba a priori", denunció Chotsourian. "Hay una falta de consideración política no conmigo, sino con la Dirección de Patrimonio en su conjunto. Los gastos tramitados durante esta temporada difícilmente sean pagados." La gota que colmó el vaso fue la devolución de la programación "que fue elevada en tiempo y forma. Hay una política cultural que privilegia el entretenimiento por sobre lo artístico, y los organismos de la DNM están por debajo del mínimo nivel que requieren para desarrollar su tarea", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.