Sólo clásica

Una hazaña vocal. En Santo Domingo.
Una hazaña vocal. En Santo Domingo.
(0)
31 de enero de 2002  

Una hazaña vocal

Con la novedad de una única soprano para las tres obras del “Tríptico”, de Giacomo Puccini –integrado por “Il tabarro”, “Gianni Schichi” y “Sour Angelica”–, se inauguró la temporada de 2002 de la Opera de Roma.

La protagonista de la hazaña fue Daniela Dessí, que repite una osadía del mismo tipo de su compatriota Renata Scotto en el Metropolitan de Nueva York, hace veinte años.

“La idea fue del director Gianluigi Gelmetti, quien ve al tríptico como a los tiempos de una sinfonía en tres movimientos que tuviera como leitmotiv el tema de la muerte”, explicó Dessí, genovesa de 44 años, gran experta “pucciniana” que este año se prodigará en Munich, Nueva York, Madrid y Verona, con “Tosca”, y en Milán y Palermo con “Madame Butterfly”.

Dessí superó indemne el examen gracias a su excepcional calidad vocal y a una fuerte presencia escénica, ayudada por un Gelmetti experto que ha hecho de la inauguración en la Opera de Roma una cita infaltable para rever algunos títulos olvidados o poco frecuentados del período.

“Il Trittico” faltaba de la Opera de Roma desde hacía 43 años, mientras que entre los títulos que descubrió el director se cuentan “Iris”, de Pietro Mascagni, y “La fiamma”, de Ottorino Respighi (ambos triunfalmente puestos en escena por el argentino Hugo de Ana, autor también de trajes y decorados).

En la velada inaugural de anoche, esta tarea fue confiada a Roberto De Simone, con escenografía de Mauro Carosi y vestuario de Odette Nicoletti. Ellos crearon un espectáculo fascinante, con un concepto moderno y variado para los lenguajes elegidos por Puccini en cada una de sus obras.

En Santo Domingo

Además de actuar como director de orquesta, como se consigna por separado en esta misma página, el próximo 16 de abril, después de su paso por México, Plácido Domingo se presentará en la República Dominicana en un recital extraordinario organizado por la Fundación Sinfonía de la ciudad de Santo Domingo, acompañado por el director de orquesta Eugene Kohn, maestro permanente del Teatro de la Opera de Bonn en el período 1992/1997 y habitual colaborador del tenor español en megaconciertos y registros discográficos y vídeos. Kohn llevará la batuta al frente de la Orquesta Sinfónica Nacional. El programa estará conformado por arias de óperas y zarzuelas, además de momentos instrumentales que, en el caso dominicano, no contarán con la batuta del inagotable tenor y director español.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.