Suerte de reparación histórica para el rock

Sebastián Espósito
(0)
28 de junio de 2014  

Alguna vez fue una hoja en blanco, sin letras, sin música, sin ideas, sólo con un membrete. De un hotel de Washington, Bob Dylan tomó las hojas en las que escribiría "Like a Rolling Stone", el "Santo Grial de las letras de rock", tal como señaló Richard Austin, de Sotheby's, en la subasta que arrojó una venta récord. Más de 2 millones de dólares pagó un coleccionista privado por el manuscrito. Es más, en la misma subasta también se vendió otro texto original de Dylan, el de "A Hard Rain's A-Gonna Fall", por "sólo" medio millón de dólares.

"Like a Rolling Stone" bien podría encabezar una reparación histórica: dar por tierra definitivamente contra los que creen que en el rock la letra es lo de menos. Por caso, ahí lo tienen al mismísimo Morrisey difundiendo su nuevo álbum desde las palabras. Días atrás subió a Internet su cuarto video-poema. ¿De qué se trata? Del recitado de las letras del álbum que saldrá en julio, World Peace Is None Of Your Business.

Como si fuera una tendencia, una idea que está "soplando en el viento", días atrás la cantante y artista plástica Florencia Hana Ciliberti acercó a la Redacción la letra de una de sus nuevas canciones, "Ficción dominante". Pero no es sólo eso: decidió presentarla como una obra con técnicas combinadas, a la que llamó "Palabras sobre papel" y en la que se cuela el aura de un manuscrito.

Es común escuchar a un músico decir que el rock salvó su vida, incluso caemos en la tentación de pronunciar esas palabras quienes amamos esta música desde abajo de los escenarios. Ahora es tiempo de recordar que sus letras también lo hicieron, hasta nos tendieron una mano justo cuando necesitábamos decir algo y no encontrábamos las palabras indicadas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.