Música clásica. Teatro Colón: soñar con el año 2008