Tres historias de guitarreros

Mauro Apicella
(0)
29 de junio de 2014  

Detrás de cada disco hay siempre una historia. Detrás de estos discos hay tres historias que tienen que ver con laúdes y guitarras; con la recreación de condiciones "ideales" de concierto, según se pensaba en el siglo XVII (el CD Sonate d'Involtatura di leuto, de Miguel de Olaso), con un demorado proyecto folklórico ( Tardes provincianas) que había sido postergado durante décadas y con una la segunda apuesta tanguera de un trío (el de Máximo Pujol).

Delicadeza

Es cada vez más común que un concierto o un disco de música antigua sea contextualizado en el momento histórico en que fueron escritas las músicas del repertorio. El álbum que el guitarrista y laudista Miguel de Olaso publicó este año está grabado con precisas instrucciones escritas a mediados del 1600. Cuenta Miguel que el libro The Burwell Lute Tutor es una serie de apuntes que la apasionada del laúd Mary Burwell tomó de las clases de su maestro John Rogers. Según este maestro inglés -relata Olaso- por el grado de intimidad del laúd, era conveniente tocarlo en un salón resonante, sin muebles, y donde no hubiera más de tres o cuatro personas, porque de otro modo, la delicadeza del instrumento se vería afectada.

¿Qué hizo De Olaso? Buscó ese lugar y lo encontró en la pequeña iglesia dimarquesa del barrio de San Telmo. El registro del laudista -bajo sugerencia del libro de Mary- fue realizado con la presencia de sólo dos técnicos de sonido. En esa intimidad resuena su laúd attiorbato de 13 cuerdas dobles que Cezar Mateus construyó en Estados Unidos, hace una década, según el diseño de 1640 de Mateo Sellas. Las obras elegidas son cinco sonatas (en Sol menor, Do menor, Fa mayor y dos en Sol mayor) que escribió Giovanni Zamboni, en 1718. La historia no termina aquí, porque hay otras conexiones posibles entre grandes compositores e intérpretes. Pero lo más interesante es que De Olaso (un especialista en la materia) logró, con los consejos de Mary y del maestro Rogers, conservar toda esa "delicadeza" del instrumento y de esta serie de sonatas, para plasmarlas en un disco. En medio del ruido del siglo XXI no es poca cosa. Hay que escucharlo.

Asignatura pendiente

Otro disco que tiene su historia es Tardes provincianas, del correntino Rudi Flores. Probablemente el dúo que Rudi (guitarra) y su hermano Nini (acordeón y bandoneón) crearon en 1984 en la Argentina y luego llevaron a Francia sea uno de los mejores ejemplos de la evolución del chamamé instrumental. Tanto fue así que los proyectos personales de cada uno quedaron postergados hasta que decidieron darle un descanso al dúo. Así, Nini comenzó a tocar por su cuenta y Rudi publicó este disco que tiene bastante material inédito, no sólo chamamecero. Un tema de su padre, Avelino, otros que Rudi compuso con el guitarrista Hugo Rivas y con Horacio Castillo, y un tema de Pilín Massei. Sin duda, los dúos con Rivas, Massei y Castillo (con este último seguramente grabó hace unos cuantos años) son los mejores momentos del CD. La placa salda una deuda que Rudi tenía consigo; una deuda que canceló a pura guitarra, de principio a fin, entre chamamés, gatos, valses, polcas y tangos; entre amigos.

Tres tangueros

La última historia es la de un músico nacido en el porteño barrio de Villa Pueyrredón, la de un académico de la guitarra que tiene al tango entre sus pasiones. La prueba está en las grabaciones con su trío; esta segunda entrega, Máximo Pujol Trío II, es un consistente material registrado junto al contrabajista Daniel Falasca y la bandoneonista Eleonora Ferreyra.

El disco de Pujol comienza su viaje por andariveles piazzolleanos. Es a partir de allí que el guitarrista genera la composición, a veces como títulos sueltos, otras como series de piezas, como son Imágenes de abril y Trilogía del brujo. Sin embargo, las influencias que toma (esto se nota apenas pasan algunos tracks) son de lo más variadas e incluyen desde valses hasta formas rioplatenses ligadas al candombe o a colores tangueros aparecidos en las últimas décadas. La paleta es realmente amplia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.