Un especialista en empresas titánicas

Diez óperas de Wagner, y después, Mozart
(0)
23 de junio de 2002  

BERLIN.- Un acontecimiento único e inolvidable en la historia de la música. Así ha sido considerado el titánico esfuerzo de presentar en dos series -cada una en un lapso de apenas 14 días y con el título de "Wagner-Zyklus"- las diez principales óperas del compositor alemán; representadas en el orden cronológico de su creación, en la misma sala, bajo la batuta del mismo director y montadas con el mismo equipo de producción y cantantes.

Sólo el nombre de Daniel Barenboim, asociado al del legendario régisseur berlinés Harry Kupfer, puede pensarse a la cabeza de semejante proyecto; una hazaña artística que llevó, desde su concepción hasta la última puesta de "Parsifal", recientemente, más de diez años de preparación.

Ni aun en Bayreuth, donde cada verano se dan puntual cita los fanáticos seguidores del creador de la Tetralogía, jamás se ha presentado una programación de semejante envergadura. Para encontrar un antecedente de similares magnitudes es necesario remontarse a 1933, cuando en ocasión del quincuagésimo aniversario de la muerte de Richard Wagner la Staatsoper de Berlín rendía su homenaje representando las mismas diez óperas, pero, en aquella oportunidad, con un elenco rotativo de directores, cantantes y régisseurs, en un período de casi dos meses.

Wagnerianos de todo el mundo llegaron a la capital alemana para vivir este acontecimiento inédito en calidad y ambición artísticas. Waltraud Meier, Deborah Polaski, René Pape, Robert Gambill, Emily Magee, Peter Seifert. Los nombres internacionalmente más prestigiosos de la especialidad integraron los programas de las representaciones. La ciudad entera, en convivencia con sus visitantes, se impregnó de las historias, los personajes y las embriagadoras armonías del genial Richard Wagner, y a tal punto fue así que varias voces autorizadas comenzaron a hablar del surgimiento de una "nueva Bayreuth". Una sensación que, de algún modo, le ha dejado a Berlín una puerta abierta para ganarse esta tentadora reputación.

Dedicado junto a su orquesta, la tradicional Staatskapelle, a la producción de ambiciosos ciclos, como ya lo fueron en su momento las celebradas sinfonías de Beethoven, grabadas en una colección de CD en 1999 y llevadas de gira a Tokio, Nueva York, Viena y Londres, Barenboim se presenta como un artista cada vez más coherente y abarcador. Durante las extensas series wagnerianas, un respiro de apenas dos días entre "El ocaso de los dioses" y "Tristán e Isolda" le permitió al infatigable maestro ofrecer, en dos noches consecutivas, un impecable y vigoroso "Brahms-Zyklus"; otro compacto integral de las sinfonías de este último compositor (contemporáneo de Wagner y, en cierto modo, su rival y contracara estética), nuevamente a sala repleta, en la bellísima Konzerthaus de esta capital.

Para mayo, y siguiendo el formato de los festivales temáticos, el dúctil maestro argentino preparó un salto de los tormentosos terrenos wagnerianos a la límpida y siempre refrescante atmósfera mozartiana. Esta vez, el prodigio de Salzburgo se convirtió en el centro de atención de los melómanos berlineses, con el ya instalado "Mozart Festtage", en el cual una poco más relajada seguidilla incluye varias funciones de "Don Giovanni", "Bodas de Fígaro", "Cosi fan tutte", el "Requiem K 622" y el concierto N° 27, que tuvieron a Barenboim, además de como director invitado de la Orquesta Filarmónica de Berlín, como solista al piano.

"Con la interpretación de los ciclos completos de un compositor se logra no sólo una idea más abarcativa y profunda de su obra, sino que se consigue también un mayor dominio de los medios de expresión musical, en el sentido más amplio del término", explicaba un Barenboim convencido, en la conferencia de prensa previa al inicio de su histórica maratón wagneriana. Sabio precepto que, una vez más, ha coronado al director con infinita admiración y eufóricos aplausos.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?