Paul Simon grabó su nuevo disco junto a Brian Eno. Una extraña y sorpresiva pareja