Liliana Vitale y Verónica Condomí. Una historia hecha de canto