Unos japoneses psicodélicos y muy raros sueltos en Palermo