Entrelíneas. Veinte años después, aún brilla la estrella de la gran Elis Regina