Volando se puede volver

Facundo Pedrini
(0)
18 de noviembre de 2016  

Escribir sobre Gustavo Cerati sublima el drama de no poder escribir sobre la herencia terrenal porque no hay espacio para el don y el después a la vez. Un cuerpo no puede contener a los dos. Cerati está muerto, la furia de la ciudad también, por eso para reencontrarse con los años felices hay que planear. De eso se trata Gustavo Cerati Sinfónico, de Música Para Volar, que interpreta a la perfección la discografía del líder de Soda Stereo. El grupo rosarino está integrado por José Matteucci en voz y batería, Alexis Thompson en guitarra, Julieta Sciasci en bajo y Bruno Moreno en piano y arreglos, y cuenta con la participación de una orquesta y coro dirigidos por el maestro Fernando Ciraolo. Una puñalada al árbol genealógico maldito del rock que dice que todas las estrellas tienen una punta más larga que la otra, el espectáculo es un fenómeno indivisible, sin espacio para sacerdotes que vomitan mandamientos ni virtuosos que gritan frases de tarjeta de fin de año en letra grandota. Deambulan en grupo y se pierden en bocanadas de kilómetros federales, paseos inmorales por todo el interior del país que terminan en ovación. Lo que nació como un deseo de altillo en un garage de Rosario, se convirtió en una puesta con más de 40 personas en escena que reconstruye todos los tonos del genio que vuelve a las lámparas más virtuosas.

Gustavo Cerati Sinfónico

Del grupo rosarino Música Para Volar. Coliseo, Marcelo T. de Alvear 1125, el domingo, a las 21.

Producción Julia Montesoro

* Periodista, coordinador de aire en “Crónica TV”

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.