Ximo Tebar, el guitarrista que nos llega de España

Es uno de los jóvenes talentos del jazz ibérico, ahora en alza
(0)
16 de diciembre de 2001  

El guitarrista valenciano Ximo Tebar es uno de los mejores representantes del denominado world jazz y se presentará mañana, a las 21, en La Trastienda, junto a la cantante española Ester Andújar y una sección rítmica formada por Javier Malosetti en el bajo, Andrés Beeuwsaert en piano y Pepi Taveira en batería.

Con varias placas editadas, Tebar es uno de los músicos más prolíficos de la Madre Patria. Si bien su historia demuestra, por la variedad de los músicos a los que ha acompañado, que es un intérprete versátil, tiene un estilo personal que asocia la tradición de guitarristas como Jim Hall, Kenny Burrell, Barney Kessel y Wes Montgomery (usa una Gibson 175, como la del hombre del pulgar de oro) con su propio mundo, que tiene mucho de formación flamenca y un aire indisimuladamente mediterráneo.

Tebar -que tocó con el pianista Tete Montoliu y con los saxofonistas tenores Johnny Griffin y Benny Golson- recibió la mayor influencia del organista Lou Bennet, de quien fue sideman durante diez años. En su música, el órgano es una presencia habitual, aunque ribeteada por el swing fresco de su guitarra.

La historia de los hombres está llena de curiosidades. A Ximo Tebar, sus padres le regalaron su primera guitarra a los seis años para "que dejara de comerme las uñas". Al poco tiempo, el entusiasmo que mostraba por el instrumento hizo que lo enviaran a un profesor de guitarra flamenca. "En todo lo que toco hay un suave aroma de ese género, porque en él está parte de mi identidad. Sale con la naturalidad del lenguaje propio", señala Tebar, en diálogo con LA NACION.

Habla de una tríada de influencias en sus comienzos: Paco de Lucía, Carlos Santana y George Benson, pero luego fue corriéndose hacia un espectro puramente jazzístico.

Respecto de su propia definición, señala que su música puede también llamarse "son mediterráneo". Esta es su cuarta visita a la Argentina, aunque la de mañana será su primera actuación en la Capital, pues sus anteriores presentaciones fueron en el Festival de Jazz de La Plata, una muestra que mantiene continuidad elogiable y un nivel muy interesante.

"Allí conocí a Javier Malosetti, y sentimos desde el primer momento que debíamos hacer algo juntos. Por distintas razones, sólo ahora es el momento, de ahí que me sienta muy entusiasmado por estos shows", explica un afable Tebar, que parece sentir Buenos Aires como su casa.

Tebar llega a Buenos Aires con su último disco, "Goes blues", una placa donde su guitarra toma una forma de liderazgo ejemplar, abierto a la interacción. Con el guitarrista está la cantante Ester Andújar, otra representante de la joven generación jazzística española.

El instrumento de la voz

En el grupo de Tebar, la cantante utiliza su voz como un instrumento. "El énfasis no está puesto concretamente en las palabras, sino en la expresión de la voz dentro de la música", señala Andújar, que tiene su primer disco pronto a salir en España y que actuará por primera vez en la Argentina.

Comenzó como cantante de blues y rápidamente se fue inclinando por el jazz. A los 19 años, comenzó con un grupo de este género y estuvo -paso obligado- en una big band de dixieland. Comenzaron a trabajar juntos en 1997, lo cual al día de hoy les permite desarrollar en el escenario una fluida complementación. Respecto de la escena del jazz español, afirman que está con buena salud. "Se puede vivir de la música dignamente, sin hacer concesiones", señala Tebar, al tiempo que menciona al pianista Albert Sanz, al trompetista David Pastor, al contrabajista David Mengual y al trombonista Carlos Martín como músicos jóvenes sobresalientes.

"Además, están Chano Domínguez y Carlos Benavent, pero ellos son muy conocidos", agrega Andújar.

Buenos Aires se ha convertido en una plaza visitada como nunca por los músicos de jazz. Ahora llega uno de los músicos de la vanguardia española, en un encuentro interesante con tres de los mejores intérpretes del jazz nacional.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.