Zakiya, muy personal

(0)
29 de febrero de 2004  

Presentación de Zakiya Hooker, con Ollan Christopher Bell en bajo, Anthony Cook en guitarra, Dan Zemelman en teclados y Marlon Geen en batería. Grupo Invitado: Jorgelina Alemán Blues Band. Próximo show: El viernes, a las 23.30,en La Trastienda, Balcarce 460.

Nuestra opinión: muy bueno

Una noche de fiesta vivió La Trastienda con la actuación de la hija de John Lee Hooker, Zakiya Hooker, que debutó en Buenos Aires acompañada por una sólida banda. No tiene la voz de Etta James, tampoco es Koko Taylor; sin embargo, tiene carisma y simpatía, además de un estilo de canto personal.

Zakiya presentó un repertorio amplio, sin clásicos obvios como "Sweet Home Chicago". Más bien se dedicó a mostrar su material, un puñado de temas muy bien arreglados y que muestran que en el blues todavía hay espacio para componer y seguir desarrollando ideas.

El grupo con Ollan Christopher Bell en bajo, Anthony Cook en guitarra, Dan Zemelman en teclados y Marlon Geen en batería sonó compacto.

La banda dejó en evidencia que se apoya en los grooves y no en las individualidades. Sorprende la seguridad de este cuarteto ante los intempestivos cambios de Zakiya, a quien le gusta mover el tempo de los temas, y la banda parece leerle el pensamiento.

Hacen un swing denso, y el grupo cuenta con dos magníficos "entretenedores". Por un lado, Bell, que tiene una excelente voz, hizo algunos juegos vocales con su esposa, Zakiya; por otro, Geen, que es un prestidigitador de los tambores.

Zakiya viene de la mejor escuela de blues y entiende lo que significa entretener. Su show no tuvo altibajos. Ahora bien, su manera de cantar no se apoya en una gran voz, sino más bien en una excelente forma de articulación y entonación que uno, desde el auditorio, apostaría a que se la enseñó su padre, porque tiene mucho de original y, como sabemos, hay pocos músicos enteramente originales en este género debido a que es , estilísticamente, cerrado.

La artista cantó y se movió con soltura, trabajó junto a la banda para intensificar los climas y así fue consiguiendo una de las noches más fuertes que recordemos para un show de este género.

La Trastienda a tope, de pie, haciendo un coro con Zakiya. Por cierto, el ánimo del público fue inmejorable. Un auditorio respetuoso y con ganas de divertirse.

Sumemos con Jorgelina

Como apertura de la noche estuvo la cantante Jorgelina Alemán, junto a su grupo y una serie de invitados, algunos muy importantes, como Miguel Botafogo y Enrique Varela. Sabemos que Alemán no propone ninguna búsqueda. A esta cantante le gustan los clásicos, que introduce en su repertorio, aunque está más inclinada naturalmente al jazz.

Su set estuvo bien, buscó proponer un sonido fuerte, de ahí que haya trabajado con un coro y otros invitados que subieron al escenario, pero que no hicieron ningún aporte digno de mención.

La fiesta terminó con las dos bandas sobre el escenario, que crearon un verdadero torrente de blues en el que sobresalió la guitarra de Botafogo.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.