A boca de jarro. "No me convertí en discípulo de ninguna idea"