Oscar con censura y escándalo

La ceremonia se transmitirá por televisión con cinco segundos de retraso
(0)
25 de febrero de 2004  

LOS ANGELES (DPA).- La ceremonia de los Oscar se transmitirá con cinco segundos de retraso, en falso directo, para evitar que ocurra algo similar a la exhibición del seno de Janet Jackson en la final de fútbol americano. Esto y el hecho de que se detectaron "videopiratas" entre los miembros de la honorable Academia son los temas que ocupan las conversaciones en la temporada del Oscar 2004.

Claro que comparados con los del año pasado estos problemas que preocupan a los organizadores de la 76ª edición de los premios, que se entregarán el próximo domingo, son pequeños. Es que en 2003 durante mucho tiempo incluso estuvo en duda la celebración misma de la ceremonia, a causa de la guerra de Irak. Finalmente se realizó la fiesta, aunque las estrellas no desfilaron por la alfombra roja, una tradición que volverá este año.

El presidente de la Academia, Frank Pierson, se opone a las intenciones de la cadena ABC de retrasar cinco segundos la retransmisión del show de los Oscar. En una carta a los miembros de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood, se advirtió que incluso este pequeño retraso temporal puede abrir paso a la censura.

Un hombre llamado Carmine Caridi seguramente no recibió esta carta. El actor, de 70 años, que participó en papeles secundarios en películas como "El Padrino III" y "Bugsy", fue expulsado de la organización por su papel protagónico en el llamado caso de los screener.

Caridi envió algunos de los videos conocidos como screener, que suelen recibir los miembros de la Academia para ver las películas y poder analizar su voto, a un hombre que los copiaba ilegalmente y los subía a Internet.

La competencia

De todas maneras, estos conflictos apenas distraerán a los nominados al premio más codiciado del mundo del cine. Con 11 nominaciones, "El señor de los anillos: El retorno del rey", el final de la trilogía, es la gran favorita. Cuatro Globo de Oro, la misma cantidad de los premios Bafta de la Academia Británico, además del reconocimiento de casi todas las asociaciones de críticos y los sindicatos del cine son antecedentes positivos para un posible triunfo del director neozelandés Peter Jackson.

La aventura marina "Capitán de mar y guerra, la costa más lejana del mundo", de Peter Weir, que protagoniza Russell Crowe, cuenta con diez candidaturas. El drama sobre la guerra civil estadounidense "Regreso a Cold Mountain" y el film sobre un jinete y su caballo "Alma de héroes" compiten en siete categorías cada uno.

Con ingresos a nivel mundial de mil millones de dólares, "El retorno del rey" es, después de "Titanic", la segunda película más exitosa de todos los tiempos. De ganar, la versión cinematográfica del clásico de Tolkien sería la primera cinta de género fantástico distinguida como mejor película del año.

Sofia Coppola tiene con su nominación por "Perdidos en Tokio" la posibilidad de convertirse en la primera mujer en recibir un Oscar en el rubro de mejor dirección.

La australiana Keisha Castle-Hughes ("Jinete de ballenas"), de 13 años, puede ser la ganadora más joven en la categoría de mejor actriz protagónica. Claro que ante rivales como Diane Keaton ("Alguien tiene que ceder"), Samantha Morton ("Tierra de sueños"), Naomi Watts ("21 gramos") y Charlize Theron ("Monster") la adolescente que nunca antes había actuado en cine no parece tener muchas posibilidades.

Entre los hombres, la decisión final puede estar entre Sean Penn ("Río Místico") y Bill Murray ("Perdidos en Tokio"). Ambos desplegaron todo su talento en sus actuaciones y están acumulando premios desde hace semanas. Johnny Depp ("La maldición del Perla Negra"), Jude Law ("Regreso a Cold Mountain") y Ben Kingsley ("House of Sand and Fog") son los otros nominados en esta categoría.

John Travolta, Catherine Zeta-Jones, Nicole Kidman, Will Smith y Jim Carrey son algunos de los astros que incluso sin nominación pasarán por el escenario de los Oscar para presentar algún galardón.

Billy Crystal volverá a hacerse cargo de la conducción de la ceremonia, mientras que el show musical estará a cargo de Sting, Annie Lennox y Elvis Costello, entre otros.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.