¡Peligro! Los monstruos andan sueltos

El jueves llega a las salas Animales fantásticos y dónde encontrarlos, un nuevo viaje al universo de los magos creado por J. K. Rowling que funciona como una suerte de precuela de las novelas protagonizadas por Harry Potter
Natalia Trzenko
(0)
13 de noviembre de 2016  

Ezra Miller y Colin Farrell en un oscuro callejón de Nueva York
Ezra Miller y Colin Farrell en un oscuro callejón de Nueva York Crédito: Warner

NUEVA YORK.- Alguien debe haber traído su varita. Alguien debe haber hecho el correcto movimiento combinado de mano y muñeca para lograr el encantamiento regocijante perfecto. El hechizo, mencionado por primera vez en la novela Harry Potter y el prisionero de Azkaban, garantiza una sensación de felicidad y satisfacción extrema con el ocasional ataque de risa. Todos síntomas que se repiten cada vez que Eddie Redmayne ( La chica danesa) y el resto del elenco hablan de Animales fantásticos y dónde encontrarlos, el film de Warner que se estrena el jueves. Un nuevo viaje al mundo creado por J. K. Rowling que siempre fue el universo del pequeño mago Harry Potter y sus amigos Hermione Granger y Ron Weasley, pero que ahora será también el de Newt Scamander (Redmayne), Porpentina Goldstein (Katherine Waterston), Jacob Kowalski (Dan Fogler) y Quennie Goldstein (Alison Sudol).

Para aclarar las cosas: Animales fantásticos y dónde encontrarlos es una suerte de precuela de las novelas protagonizadas por Potter que transcurre en la Nueva York de 1926, setenta años antes del asunto del niño que vivió, Voldemort y todos los demás. Y aunque la película está basada en un libro de Rowling no forma parte de la saga original. Es que en 2001, en los meses en que la serie literaria empezaba a convertirse también en fenómeno cinematográfico con el estreno de Harry Potter y la piedra filosofal, una conocida fundación benéfica -Comic Relief- le preguntó a la autora si tenía algún material original para ellos. Y la respuesta fue un divertido libro de texto firmado por un tal Newt Scamander, magizoólogo recibido en la escuela Hogwarts, experto en esas criaturas que los hechiceros en ciernes podrían cruzarse en sus aventuras. Como todo lo relacionado con Potter, el libro fue un éxito y aunque apenas es mencionado al pasar en la primera novela como parte del material de lectura obligatorio para los alumnos de primer año de la escuela de magia, estaba claro que la historia de Newt y sus criaturas tenía mucho más para dar. Tanto en realidad que cuando el duelo por el final de la saga original ya había quedado saldado David Heyman, productor histórico de las ocho películas sobre Harry, decidió que era el personaje ideal de los muchos que aparecen en las novelas y los films para llevar a la pantalla. Lo que nunca imaginó fue que conseguiría a la guionista con la que ni siquiera se animaba a soñar.

"Nadie conoce mejor a este personaje que Joe (Rowling). Es la biógrafa de Newt, salió de su imaginación y por ende nadie mejor que ella para adaptarlo al cine", cuenta el productor que aun no puede creer la suerte que tuvo cuando la célebre novelista se animó al desafío de debutar como guionista adaptando su propio personaje. Claro que la fortuna también podría haber sido desgracia si resultaba que a pesar de su talento como novelista, Rowling no acertaba con su nuevo oficio. ¿Cómo decirle a la creadora de todo el universo que se está retratando que no está acertando en la adaptación? Algo que no sucedió aunque tanto el productor como el director David Yates -veterano de la saga que con ésta ya realizó cinco películas mágicas y va por la sexta-, se animaron a rechazarle un par de primeros bocetos.

"El primero era muy infantil, el segundo demasiado oscuro. Jo está aprendiendo el trabajo de guionista a medida que lo va haciendo. Y puede decirles que aprendió rápido. Es muy buena y disfruta mucho de escribir. Otros autores sufren el proceso de creación pero ella no, lo adora", cuenta Yates con una sonrisa que delata cierto alivio y resignación. Es que Rowling ya está trabajando en el boceto del guión de la segunda entrega de la nueva serie (serán cinco películas en total) y aunque le dijeron que se lo tomara con calma y que no hacía falta que lo entregara antes de Navidad, el director ya sabe que llegará antes que eso. Y que no lo quedará otra opción que leerlo. "Cualquier guionista suele mandar poco más de veinte páginas. En el caso de ella son de más de cien", se ríe Yates que ya empezó la preproducción de la nueva película y aunque no adelanta mucho sí cuenta que la nueva aventura de Newt Scamander transcurrirá en París y que allí el magizoólogo se encontrará con Albus Dumbledore. Aunque el venerado director de Hogwarts aparecerá como un joven mago bastante lejos y hace tiempo del sabio anciano al que los fanáticos de la saga idolatran.

"Estamos haciendo un extenso casting para encontrar al actor que lo interprete", adelanta el director y enseguida vuelve a concentrarse en la película que se estrena el jueves. No sea cosa que cuente demasiado y tenga que invocar un encantamiento Obliviate para borrarnos la memoria.

Hubo un tiempo en que parecía que todo actor británico tenía un papel, pequeño o grande, en las películas de Harry Potter. Todos menos Eddie Redmayne, claro.

"Audicioné para interpretar a Tom Riddle en Harry Potter y el misterio del príncipe. Creo que me entrevistó el tercer ayudante de un productor. No salió bien. Me tuve que volver a la escuela a seguir estudiando", cuenta Eddie Redmayne a las carcajadas. La herida a su ego ya sanó hace demasiado tiempo, en el medio ganó un Oscar por su encarnación de Stephen Hawkins en La teoría del todo y aunque no pudo ser el joven que se convertiría en Lord Voldemort sí fue el candidato único y preferido para interpretar al excéntrico mago Newt Scamander que va por el mundo buscando y protegiendo a los fantásticos animales que se cruzan en su camino.

Una de sus tantas aventuras lo llevará a la Nueva York de los años veinte, un lugar lleno de energía, misterio, magos que viven en la clandestinidad y más de un no-mago que busca eliminarlos. En su cruzada para defender a las criaturas que ama, algunas fascinantes y muy tiernas y otras fascinantes y muy peligrosas, Scamander se cruzará con Porpentina "Tina" Goldstein, una hechicera que enseguida detectará que el tímido y hosco Newt -"no tiene mucho interés en la gente"-oculta más de lo que muestra. Especialmente cuando se haga amigo de Jacob Kowalski, un simpático pastelero que no tiene idea del mundo en el que se está metiendo cuando confunde su valija con la de Newt. Y más lo confundirá Queenie, la bella hermana de Tina, que tiene la habilidad de preparar una rica cena con un movimiento de su varita y de leer los pensamientos de quién se le pare enfrente.

"Siento que estoy contando la vida de mi bisabuelo. Sacando la parte de los animales fantásticos y los hechizos, por supuesto", dice Fogler, el talentoso comediante y cantante que interpreta a Jacob, el panadero de Brooklyn, una profesión y un lugar que fueron los de su bisabuelo. Tal vez esas coincidencias de la vida real y la ficción colaboraran para que la química entre el simpatico americano y el introvertido británico funcionara a las maravillas en pantalla. De hecho, en medio de todos los hechizos y las increíbles criaturas, el mejor efecto especial de Animales fantásticos y dónde encontrarlos es la amistad y el compañerismo que comparten Newt, Tina, Jacob y Queenie. Un cuarteto mágico que hace que se extrañe un poco menos a aquel trío formado por Harry, Hermione y Ron que en el futuro se conocerá de camino a Hogwarts.

Unas cuantas palabras para aprender

El mundo mágico creado por Rowling siempre fue amplio e inclusivo. Aunque muchas de las historias de las novelas y las películas transcurrían en Europa, nunca descuidó territorios que le pudieran aportar buenos relatos y mejores personajes. Para los fanáticos acostumbrados a los usos y costumbres de Harry Potter y los suyos, la nueva película suma una nueva perspectiva y algunos términos que no deberían perderse en la traducción.

Muggle (Gran Bretaña): personas sin habilidades mágicas.

No Majs (EE.UU.): así llaman en Nueva York a los no-magos a los que mantienen lejos y en las sombras.

Ministerio de la magia (Gran Bretaña): entidad que controla, fiscaliza y organiza todo en el universo de los hechiceros.

Congreso Mágico de los Estados Unidos: ministerio que funciona como un organismo bastante represivo y persigue a los magos que no cumplan la regla de no involucrarse con personas no mágicas.

Hogwarts: escuela de hechicería ubicada en las Tierras Altas escocesas a la que asisten chicos de Gran Bretaña.

Livermorny: escuela de hechicería ubicada en el monte Greylock en Massachusetts donde asisten los chicos de Estados Unidos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.