Suscriptor digital

A solas con Pampita Ardohain, en su mejor momento

En el último piso del Alvear Palace Hotel, la “mujer del momento” posa despampanante. 2017 llegó con todo: además de su propio programa y su rol como jurado del “Bailando…”, está a punto de estrenar su primer protagónico en cine. Además, otros tres directores le acercaron guiones. Y tiene más propue
En el último piso del Alvear Palace Hotel, la “mujer del momento” posa despampanante. 2017 llegó con todo: además de su propio programa y su rol como jurado del “Bailando…”, está a punto de estrenar su primer protagónico en cine. Además, otros tres directores le acercaron guiones. Y tiene más propue Crédito: Pilar Bustelo
Volvió a ser feliz, está de novia con Pico Mónaco desde hace un año y brilla en la televisión y el cine. “Soy apasionada y me dejo llevar por lo que siento”, asegura
(0)
22 de septiembre de 2017  • 18:06

Se apagan las luces de Estudio Mayor, donde Carolina Ardohain (39) graba de lunes a viernes su programa Pampita Online, que se transmite por la señal KZO. Y aunque el lugar queda en penumbras, la conductora y una de sus invitadas, la numeróloga Pitty, se quedan charlando. Es que, evidentemente, Pampita tiene ganas de saber más luego de que le dijera en vivo que su número era el 7, el de la sabiduría, y la describiera como “una guerrera”. Al finalizar su “consulta”, ¡Hola! Argentina acompaña a Pampita a su camarín, donde la espera parte de su equipo para almorzar. “¿Te sentís de verdad una guerrera?”. No lo duda y responde sin titubeos: “Soy mucho más frágil de lo que la gente se imagina. Pero necesito mucha confianza para hablar sobre eso. Cuando estoy trabajando no expongo mi intimidad, me gusta guardar ciertas cosas para mis íntimos. Entonces todos se quedan con esa imagen, con lo que ven en la pantalla. Pero no sé si soy tan fuerte ni tan guerrera”.

–En tu rol de entrevistadora, lográs sensibilizar a tus invitados y que abran su corazón. ¿Te cuesta no conmoverte?

–En mi programa puede que me muestre más sensible que en el “Bailando...”. Pero tampoco puedo quebrarme porque tengo que seguir dirigiendo el programa. Por más que me sensibilizo y comparto el dolor o las emociones del otro, no puedo largarme a llorar. Tengo que ser profesional.

–Hace casi veinte años empezaste en el mundo de la moda, pero lograste triunfar en otros ámbitos. Este año además llegás al cine [en octubre se estrena Desearás al hombre de tu hermana, su primer protagónico]. ¿Cuál creés que es el secreto de tu éxito?

–No lo hay. A veces es una mezcla de cosas, las energías se juntan y se fusionan… Pero es cierto que soy apasionada, me dejo llevar por lo que siento y si algún proyecto me gusta me compenetro, busco que salga lo mejor posible, estoy en los detalles y me meto en todo. Pero tiene que ser algo que me traspase. Si sé que voy a pasarla mal, prefiero decir que no.

–Llevás una agenda cargada, además de tu rol como mamá [es madre de Bautista, Beltrán y Benicio] y tu noviazgo con Pico Mónaco. ¿Cómo te organizás con todo?

–Gracias a Dios tengo amigas que me llaman por teléfono y me van ayudando a recordar mis compromisos. No sé cómo hago con tantas cosas. Será por eso que llego tarde y me olvido de muchas cosas. [Se ríe].

–¿Cuándo descansás?

–El fin de semana. No hago nada, en serio. Puede que salga a comer o vaya al cine, pero casi que voy en jogging. Me gusta quedarme en mi casa con mis hijos. Dibujamos, jugamos a algún juego de mesa, nos divertimos en la cama elástica o andamos en bicicleta. Para mí, el fin de semana es lo más importante, es sagrado. No trabajo por nada del mundo.

–¿Cómo sos de entrecasa?

–Irreconocible. No me maquillo ni me peino, necesito que la piel y el pelo descansen. Estoy lo más cómoda posible para estar tirada mirando la tele o jugando con mis hijos en el piso.

–¿Tenés algún toc?

–Tengo muchísimos. Uno es el tema de los colores: necesito descansar la vista, no soporto que haya muchos colores. Por eso mi casa es muy net. Además, ordeno todo, todo el tiempo. A los chicos los dejo desordenar, entran a un lugar y pareciera que desvalijaron la casa. Pero eso me gusta porque a mí, de chica, me lo permitían. Pero cuando se van a dormir, ordeno todo. Yo creo que más adelante van a apreciar vivir en un ambiente de orden. O se buscarán novias parecidas a mí para compensar. [Se ríe].

–Se te nota una mujer decidida a nivel laboral. ¿Aplica eso también para la vida?

–Claro que sí. Ya transité un camino, sé lo que me gusta y lo que no. Por eso trabajo con gente que quiero. No me gusta la mala onda. En cualquier ámbito de la vida me gusta trazar redes y que se conviertan en irrompibles.

UN AMOR, UNA APUESTA FUERTE

Se define como una mujer que cree en el amor. Por eso, casi toda su vida, estuvo en pareja. Estar enamorada es un estado en el que Pampita se siente plena. Tras su separación de Benjamín Vicuña (38), con quien compartió diez años de su vida y formó una familia, le costó volver a apostar. Pero a mediados de 2016 oficializó su relación con Pico Mónaco. Y juntos, lograron potenciarse: ambos se lucen como conductores y son requeridos por muchas marcas. Además, se animaron a la convivencia y aunque ella asegura una y otra vez que quieren ir despacio –“como cualquier pareja común y corriente”–, él confesó que le gustaría convertirse en papá. Mientras tanto, Pico comparte el día a día con los hijos de su novia, a quienes en muchos casos cuida mientras la modelo trabaja. “Mi novio es muy lindo”, dice frente a las cámaras cada vez que alguien lo nombra. Y no hay mucho más que agregar: Pampita está enamoradísima y volvió a ser feliz.

En sus zapatos

  • Bailar, su impostergable. “Tomo clases de baile con Charly San Martín. Intento ir dos veces por semana. No hago aparatos porque soy muy chiquita y si no me pongo grandota. Prefiero algo que estilice, no ganar volumen. Y siempre nado. En invierno, voy cada tanto a la pileta del edificio de una amiga. Y en verano, todos los días, en la de mi casa”
  • Los que no. “Nunca fumé, ni tampoco tomo alcohol”
  • Cuidados naturales. “Todavía no me sometí a ningún tratamiento estético, pero ya llegará el momento en que me voy a hacer todo. Si la ciencia me ayuda, será bien recibido”
  • Dieta, ¿qué es eso? “Como de todo, lo juro. Así es la genética de mi familia, son todos flacos. Mi perdición es lo dulce: helado y chocolate. ¿Salado? Las pastas. Pero hago muchas cosas en la semana y siento que quemo grasas moviéndome. No paro un minuto”

PAMPITA SEGÚN PICO

  • “Yo me enamoré de Caro, de la persona, no de Pampita, ni de lo famosa que es, ni de la modelo divina de las fotos. Se dio así, yo la amo así, la acepto así y soy feliz”
  • “De ella me atrapó su historia de vida, su fuerza, su lucha. La admiro”
  • “Recién ahora estamos conviviendo y como todo en nuestra relación, se va dando a paso a paso, disfrutamos mucho este momento de querernos, de mirar una serie juntos? Para mí es algo nuevo y sensacional. Y sí, en algún momento me encantaría ser padre”
  • “Con la convivencia aprendí a no dejar tirada la toalla en el suelo después de bañarme. Me comí tres retos de Caro por eso y por tapar el lavamanos después de afeitarme”
  • “Me siento muy cómodo con Caro, estoy viviendo de verdad un noviazgo. Vino a Tandil varias veces y mi familia y amigos la quieren un montón porque me ven feliz”
  • “Caro no es buena en los deportes. Ella es muy virtuosa en la danza, le encanta bailar y en eso se luce. Las veces que le propuse jugar al tenis no quiso por vergüenza porque, en serio, ni le pega a la pelota”

  • Texto: Paula Galloni
  • Fotos: Pilar Bustelo
  • Asistente de fotografía: Matías Salgado
  • Producción: Segio Bárbaro

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?